Editor: Carlos Petroni
© Publicaciones Octubre
Izquierda Info - Elecciones en Buenos Aires: Radiografía del “Macrazo”
Bienvenido a Izquierda Info


Quienes estan leyendo en este momento
Actualmente hay 14 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


Los últimos tweets de Izquierda Punto Info

IZQUIERDA PUNTO INFO ahora tambien en Facebook

Izquierda Punto Info

Promote Your Page Too

Para contacto con el editor en Facebook
Carlos Petroni

Create Your Badge




Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Lea estos libros Online - Editorial Octubre


En formato pdf


Salió la Revista de Izquierda Internacional, Año 2, Número 2, vea el contenido y leela también online

Salió el primer número de la Revista de Izquierda Internacional, vea el contenido y leela también online



Juicio y Castigo de la Triple A
Juicio y Castigo a la Triple A

Promote Your Page Too

Noticias destacadas


Noticias en su mail
Noticias en su mail

Los temas a fondo



Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Los favoritos y los más populares

Bolivia:
Está probado: No es posible avanzar en consenso con la burguesía o utilizando sus instituciones
por Sebastián Robles


Palestina:
Se Busca Organización Palestina Revolucionaria, Laica y Socialista
Por Leon Perez


Peru:
¿Puede la Verdadera Izquierda Peruana Ponerse de Pie?
por Sebastián Robles
El fin del Imperio Americano
¿Síntomas de Desintegración de EEUU?

Argentina:
Cómo y porqué el PO disuelve el PO
• Altamira no tiene idea de las diferencias entre frente único y partido
Por Carlos Petroni


¿Qué fué el Cordobazo?

Aquella Hebe, esta Hebe. Aquella Guerrilla, Este Gobierno


Languages
Selecciona Idioma de la Interfaz:


Además



El tiempo en Buenos Aires: ¿Adónde vamos?
Clickee aqui para el pronostico de Buenos Aires, Argentina

Mapas de Google de Argentina
Buenos Aires
http://maps.google.com.ar/


Escuchar Online

QRock

Viejos Tiempos

Serrat

musica youtube


NacionalesElecciones en Buenos Aires: Radiografía del “Macrazo”

Jueves 14 de julio de 2011

Elecciones en Buenos Aires: Radiografía del “Macrazo”
Por León Pérez

Un frente conservador y antikirchnerista. Ojos ciegos y oídos sordos a una mala administración, la corrupción, los sobreprecios y hasta el racismo. La derrota de CFK. La interna Kirchnerista a todo fragor. La extorsión durante la campaña y la arrogancia post electoral del Kirchnerismo. La Coalición Cívica, la UCR, el Duhaldismo y Telerman arrasados. Una Segunda vuelta imposible. La izquierda Proyecto Sur se debilita pero se sostiene frente al fuego cruzado de los dos oficialismos. El fracaso del mensaje de la “izquierda dura”

El PRO, para Jefe de Gobierno (fórmula Macri-Vidal), obtuvo 830.016 votos o el 47%.

Para diputados obtuvo 785.692 votos, o alrededor de 75.000 votos menos, o el 45%.

Esto significa que, para Jefe de Gobierno Macri no solo garantizó su verdadera base social, alrededor de un 35% (el tradicional voto mas conservador en la Ciudad), sino que le arrebató al Peronismo Federal (Duhaldismo), Coalición Cívica (Carrió) y la UCR (Alfonsín) sus votos anti-Kirchneristas.

Enlace relacionado

La Caja de Pandora de la Lista Filmus-Tomada-Cabandié para la Ciudad

Esto quedó representado en un 7-8% de voto por lista completa provenientes de estos partidos y unos 75.000 votos adicionales en el que los votantes de estos partidos cortaron boleta y apoyaron al Macrismo solo para Jefe de Gobierno. La Coalición Cívica, la UCR y el Peronismo Duhaldista aportaron mas de un 12% a la fórmula del PRO. Otros candidatos menores probablemente aportaron un 2-3% adicionales.

Macri había obtenido un 45% en la primera vuelta del 2007, lo que significa que su base propia, dura, se ha reducido en esta elección, pero le sumaron los votos del resto de la oposición burguesa.

Sin el elemento de la “nacionalización de la elección” (promovida básicamente por CFK y su fórmula en la Ciudad, Filmus-Tomada), el voto del PRO no hubiese llegado al 40%, todavía ganador, pero por un margen menor que en la primera vuelta de 2007.

Contrariamente a lo que sostiene el gobierno nacional y parte de la oposición al Macrismo, entre estos votos se cuenta un buen porcentaje de trabajadores, sectores pobres de la población y jóvenes, incluidos unos cuantos miles de peronistas.

No solo los ricos y los votos de clase media alta llenaron sus arcas. En los barrios en que viven estos el margen de victoria del PRO es mayor (en algunos se aproximo al 60%), pero también ganó en toda la zona Sur (de trabajadores y sectores populares) por márgenes menores, pero también sugestivos. Hubo votos de ricos y clase media cómoda para el Kirchnerismo y hasta algunos para Pino Solanas.

La derecha mas tradicional pudo expresar a una amplia alianza de clases para votar por Macri, lo que indica el carácter contradictorio y no de fortaleza homogénea que quieren presentar sus dirigentes ante el pueblo.

La relativa buena economía en el país y la Ciudad, el antikirchnerismo rabioso de un sector de la sociedad, la construcción de una derecha blanda en el lenguaje, dura en el sentido ideológico profundo, clientelar y disfrazada de desideologizada en el verbo son todos elementos de la victoria de Macri. Es el hombre que baila cumbia y derrocha globos de color en un estadio circunstancial de bonanza.

En esta elección, mas que la aprobación de una gestión mediocre, fue la desaprobación de los opositores, particularmente del Kirchnerismo. Tanto es así, que un sector significativo del electorado ignoró las improvisaciones, malas obras, incumplimiento de campañas anteriores, los escándalos de la administración de la Ciudad (desde las escuchas telefónicas hasta los sobreprecios en la Obra Pública) o en todo caso las consideró juego de niños comparadas con las del Gobierno Nacional.

Tambien fortalecieron al Macrismo el desembarco de miles de paramilitares de Gendarmería y Prefectura en la Ciudad de Buenos Aires – que son vistos como una fuerza de ocupación y un acto desesperado de campaña - por parte del gobierno nacional y los escándalos Schoklender e INADI que sacudió un poco la campaña de Filmus-Tomada que propulsó al Macrismo como “defensor” de una autonomía en la que no milita, pero que los porteños consideran mancillada por el gobierno nacional.

La Elección Kirchnerista fue una derrota estratégica de CFK

El Frente para la Victoria (FPV-Kirchnerismo) para Jefe de gobierno (Filmus-Tomada) obtuvo 489.760 votos o 28%. A pesar de las declaraciones de felicidad por el “éxito” de haber superado… ¡en un 3-4%! a la elección similar a esta (para Jefe de Gobierno) del 2007, insisten en que la elección que hay que tomar de referencia son las legislativas (Diputados) del 2009 donde obtuvieron la mitad de los votos que en estas elecciones.

Tambien afirman que el FPV es una formación de tan solo algunos años, ignorando por completo que son la expresión del Peronismo institucional, y así lo demuestra su dominación y atrincheramiento en el PJ local y Nacional. Si aceptaran la verdad dirían que obtuvieron menos votos que otras dos fórmulas peronistas del pasado. Si fueran sinceros denunciarían a la burocracia sindical Moyanista que no movió ni un dedo para ayudarlos.

Si se apegaran a la verdad, también admitirían que su insistencia en “nacionalizar” la elección y enviar un mensaje nada sutil que si ellos no ganaban, la Ciudad sería abandonada por el gobierno central, visto como un acto de extorsión, motivo a contingentes de votantes a volcarse por el Macrismo contra CFK.

En realidad, no hubo mejor aliado en el inflado de Macri que la política de CFK (que bombardeó la ciudad con avisos televisivos y afiches donde se afirmaba todo lo que se había hecho y que hacía el gobierno nacional en la Ciudad) y de su fórmula, elegida a dedo por la propia presidenta, cuya concepción también motivo grandes escozores.

Así, no solo quedaron en el 27%, sino que perdieron casi la mitad de sus votos para Diputados donde sacaron el 14% en una lista que nosotros denominamos acertadamente como La Caja de Pandora de la Lista Filmus-Tomada-Cabandié para la Ciudad y que circuló masivamente en la Ciudad.

Nada de esto parece inmutar al Kirchnerismo que ahora ha lanzado a sus partidarios, ministros y medios de difusión (particularmente Página/12 y 678) a promover una discusión falsa. Dicen que la Ciudad “tiene el gobierno que se parece a sus ciudadanos” (Aníbal Fernández) o que los votantes de la Ciudad “le dan asco” (Fito Paez). Dejan pagando así a Filmus que proponía una visión mas contemporizadora y abarcadora para la segunda vuelta.

La elección de la fórmula por un solo elector que fue mal visto, el nivel de rechazo a Filmus-Tomada pero mucho mayor a su lista de diputados Kirchneristas y la reacción apocalíptica y poco seria de no aceptar la derrota después del conteo de los votos, incluso de insistir en una doble vuelta donde el Macrismo debe solo obtener un 3% adicional y el FPV agregar 22% mas a su fórmula (matemáticamente imposible), deben considerarse una derrota que tendrá implicancia nacionales para CFK y el gobierno Nacional y su fórmula presidencial.

En el plano de plataforma y gestión, el FPV no ofreció nada creíble mas que números y promesas que ha incumplido en otros distritos. Y se mostró incluso a la derecha de Macri en cuestiones tales como la “seguridad” y el orden público, además de ignorar lo que se le dijo repetidamente durante la campaña: que sus legisladores habían apoyado el 70% de todas las iniciativas Macristas en la legislatura.

La interna Kirchnerista

Para diputados, el FPV saco 245.731 votos o el 14% (Lista Cabandie-Amoroso-Rachid-Gullo) mientras sus aliados, Alianza Nuevo Encuentro (Cerruti) sacó 113.287 o el 6,48^% y el Frente Progresista y Popular (Ibarra-Rinaldi) 115.951 o el 6,64%, a pesar del lastre que arrastra Ibarra por la Masacre de Cromagnon.

Perdieron en conjunto unos 16.000 votos de los que votaron para Jefe de Gobierno, pero además desnudó parte de la interna que sacude al frente que constituye el partido de la Presidenta, CFK.

El Kirchnerismo apenas pudo superar en la lista de diputados a sus adversarios internos que, sumados, tuvieron casi el mismo número de votos o el 13%.

¿Que interpretación le da el Kirchnerismo a este voto por sus aliados y no por el núcleo duro de Cabandie por el que se jugaron tan a fondo como para cubrir la ciudad con el retrato de este renegado? No puede haber otra que miles y miles de sus propios votantes rechazan la arrogancia y los compañeros de ruta que eligen. Les han dicho que no les creen del todo.

La oposición por Izquierda al Macrismo y al Kirchnerismo

Proyecto Sur para jefe de Gobierno (Pino Solanas) obtuvo 225.917 o el 12,82% y para diputados 225.312 votos o el 12,89%, se perdieron unos 600 votos en el medio. Esta correlación entre los votos a Jefe de Gobierno y Diputados, indica que ese voto es “duro” o sólido, su base electoral real y sobre la cual pueden y deben construir organizativamente.

Fue, sin duda, el único bastión importante de resistencia, por izquierda, tanto al Macrismo como al Kirchnerismo, dos expresiones, aunque distintas, de la centro-derecha.

Proyecto Sur y Pino Solanas demostraron que una fuerza considerable podía oponerse a las dos opciones principales de la burguesía, el gobierno nacional por un lado y la oposición de derecha y oficialismo en la ciudad por el otro siendo percibida como a la izquierda de estas. El haber organizado decenas de miles de jóvenes, trabajadores y miembros de la clase media contra estas dos poderosas formas fue, sin duda, un logro.

Pino Solanas y Proyecto Sur, aunque seriamente planteados a la izquierda de ambos, utilizó algunos argumentos de peso y diferenciación durante la campaña, pero esta fue también mas bien tímida y zigzagueante la mayor parte del tiempo enfatizando no tanto las diferencias programáticas como el rechazo de ambos oficialismos (el de la Nación y el de la Ciudad) por corruptos, extorsionadores e incompetentes en la gestión.

Solo en los últimos días de campaña endurecieron el lenguaje, castigando políticamente tanto al Kirchnerismo como al Macrismo, no tanto por su carácter corrupto y arrogante, sino como fuerzas políticas de la centro derecha de diferentes matices. Asi, solo al final cargó Pino contra Filmus, el que había servido a Grosso y Menem y había dejado como Ministro de Educación a las escuelas a la miseria. Fue durante estos últimos días que denuncio a Tomada que envió la represión contra los maestros de Santa Cruz o como socio de Pedrazza, el asesino de Mariano Ferreira.

El discurso de Pino y otros candidatos era efectivo en las cuestiones de gestión, pero medido en cuanto a la denuncia de los dos gobiernos, el de Macri y el de CFK, como entreguistas al imperialismo (aunque lo hizo en ciertas oportunidades, le falto vigor) y de enemigos de la clase trabajadora.

Pero ya era tarde. Perdieron sus votos “blandos” del 2007 que les apoyaron en las legislativas (24%) y permanecieron en el nivel de la expresión de su inserción y militancia reales, el 13%. Los votos que perdió Pino Solanas y Proyecto Sur fueron en parte a reforzar a Filmus-Tomada que una campaña más firme contra ellos hubiera evitado.

Tampoco ayudaron algunos aliados como Libres del Sur (Tumini) y el Partido del Diputado Lozano que boicotearon abiertamente la elección. Ni fueron de utilidad las idas y venidas de Pino Solanas en relación a los Socialistas Binarios y los radicales de Stolbizer (ambos a su derecha), con los que tejió y destejió alianzas nacionales en medio del inicio de la campaña capitalina.

La Izquierda llamada “dura”

Esta estuvo representada en las elecciones por el FIT (PO, PTS, IS, apoyados también por organizaciones como el PSTU y CS); también por el Nuevo MAS que no fue admitido en el FIT y la candidatura personalista de Luis Zamora, de Autodeterminación y Libertad.

La llamada dura, porque estas fuerzas se auto-referencian como tales. La campaña tuvo otro carácter. “Electoralizaron” sus propuestas evitando hablar de revolución, socialismo o gobierno de los trabajadores; entraron en la polémica de la “seguridad” sin argumentos sólidos y fracasaron por abstractos en las propuestas de gestión. Se limaron a sí mismos los bordes más filosos de la política que dicen profesar.

Todos promovieron fundamentalmente afiches con los rostros de sus candidatos, ilustres desconocidos, tratando de competir con las personalidades burguesas en sus mismos términos, en lugar de enfatizar una plataforma, cuando esto era posible.

A todos sorprendió la extensión y duración en los medios que recibió la cobertura del FIT, por ejemplo, que apareció repetidamente en casi todos los canales y radios de la oposición, que son lo mas escuchados y leídos, y hasta algunas veces en los oficialistas y los diarios cubrieron sus actividades y publicaron extensos perfiles de sus candidatos. No recordamos semejante cobertura a la izquierda “dura” de elecciones anteriores.

Los dirigentes del FIT se autoengañaron y “electoralizaron” su campaña – justo es decir que Zamora y también el MAS hicieron lo mismo – ofreciéndose de continuo como “fiscales” de izquierda en el parlamento porteño. Al hacerlo presentaron sus ideas pintadas de rosa y no entusiasmaron ni a su base partidarias. El acto del cierre de campaña del FIT fue un fracaso ya que solo unos cientos participaron de él.

Mas allá de la especulación de si la TV y otros medios les dieron mucho aire al FIT para reducir el voto de Filmus o el de Solanas, obviamente el único resultado fue que muchos votantes potenciales y reales del FIT, el Nuevo Mas y hasta de Zamora migraron hacia la candidatura de Solanas y Proyecto Sur y hasta en algunos casos apoyaron a Filmus.

Luis Zamora obtuvo el 1,5% de los votos, el doble del FIT que obtuvo 0,7% y les siguió el Nuevo MAS con 0,15%. Un gran total de 2,35%. Las fuerzas de izquierda “dura”, dispersas en elecciones anteriores, habían obtenido entre 3-4%. Por ejemplo, el total de votos del FIT en esta elección a Jefe de Gobierno (13.600 votos) es muy inferior al número de votos obtenidos por PO yendo solo en elecciones anteriores.

No hay duda de que el FIT tiene en la capital del país uno de sus mayores capitales en términos de número de militantes y estructuras sindicales (Subte, docentes, estatales, etc) y estudiantiles (dominan la FUBA), pero no lograron hacer ningún impacto serio con sus propuestas entre los trabajadores y el pueblo.

Ni se diferenciaron notablemente de Proyecto Sur al que, equivocadamente, hicieron por momentos el centro de sus ataques. En la elección salieron decimos entre las fórmulas partidarias y perdieron también frente al voto en blanco que casi los duplicó (22.500) y hasta el voto nulo sacó mas (14.500 votos) que ellos, relegándolos al 13er. lugar por número de votos.

Ni Zamora, una operación casi individual, ni el Nuevo MAS (que cuenta con un pequeño grupo de militantes en la Ciudad) se acercan siquiera al número de miembros de las organizaciones del FIT. Sin embargo Zamora duplicó el número de votos del mismo y el Nuevo MAS consiguió bastante menos, pero estamos hablando de décimas del uno por ciento.

Para esta izquierda es necesario barajar y dar de nuevo, comenzando por una autocrítica y siguiendo por un cambio de estrategia en relación a las elecciones y la forma en que eligen candidatos y presentan sus ideas. El lugar que quieren ocupar, esta físicamente ocupado por otros. Deberían tratar de ocupar el propio. ■


Vuelva a la página principal


 
Enlaces Relacionados
· Elecciones en Buenos Aires: Radiografía del “Macrazo”
· La Caja de Pandora de la Lista Filmus-Tomada-Cabandié para la Ciudad
· La Caja de Pandora de la Lista Filmus-Tomada-Cabandié para la Ciudad
·

Vuelva a la página principal
· Más Acerca de Nacionales


Noticia más leída sobre Nacionales:
Los secretos del Batallón 601


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.76
votos: 17


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Malo
Regular
Bueno
Muy Bueno
Excelente



Opciones

Versión Imprimible  Versión Imprimible

Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo