Editor: Carlos Petroni
© Publicaciones Octubre
Izquierda Info - Cuba: A 53 años del Moncada, a 47 años de la toma del poder, a los 80 de Castro
Bienvenido a Izquierda Info


Quienes estan leyendo en este momento
Actualmente hay 14 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


Los últimos tweets de Izquierda Punto Info

IZQUIERDA PUNTO INFO ahora tambien en Facebook

Izquierda Punto Info

Promote Your Page Too

Para contacto con el editor en Facebook
Carlos Petroni

Create Your Badge




Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Lea estos libros Online - Editorial Octubre


En formato pdf


Salió la Revista de Izquierda Internacional, Año 2, Número 2, vea el contenido y leela también online

Salió el primer número de la Revista de Izquierda Internacional, vea el contenido y leela también online



Juicio y Castigo de la Triple A
Juicio y Castigo a la Triple A

Promote Your Page Too

Noticias destacadas


Noticias en su mail
Noticias en su mail

Los temas a fondo



Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Los favoritos y los más populares

Bolivia:
Está probado: No es posible avanzar en consenso con la burguesía o utilizando sus instituciones
por Sebastián Robles


Palestina:
Se Busca Organización Palestina Revolucionaria, Laica y Socialista
Por Leon Perez


Peru:
¿Puede la Verdadera Izquierda Peruana Ponerse de Pie?
por Sebastián Robles
El fin del Imperio Americano
¿Síntomas de Desintegración de EEUU?

Argentina:
Cómo y porqué el PO disuelve el PO
• Altamira no tiene idea de las diferencias entre frente único y partido
Por Carlos Petroni


¿Qué fué el Cordobazo?

Aquella Hebe, esta Hebe. Aquella Guerrilla, Este Gobierno


Languages
Selecciona Idioma de la Interfaz:


Además



El tiempo en Buenos Aires: ¿Adónde vamos?
Clickee aqui para el pronostico de Buenos Aires, Argentina

Mapas de Google de Argentina
Buenos Aires
http://maps.google.com.ar/


Escuchar Online

QRock

Viejos Tiempos

Serrat

musica youtube


InternacionalesCuba: A 53 años del Moncada, a 47 años de la toma del poder, a los 80 de Castro

Las palabras de un león herbívoro:
Lo que dijo y no dijo Fidel en Córdoba

Por Isabella Donato

Pocos días antes de celebrarse el 53 aniversario del 26 de Julio de 1953, el mítico Asalto al Moncada, y pocos días antes de su cumpleaños 80s, Fidel Castro volvió a la Argentina para ratificar lo que ya había dicho en el 2003 cuando dijo que para obtener lo que los trabajadores necesitan “no hace falta hacer una revolución socialista”.

Esta vez completó las formas de su nueva teoría política: el MERCOSUR significa un enorme paso adelante, un genuino espacio de integración Latinoamericana, dijo. Se sumaba así al entusiasmo de su entorno que comunicaron que el tratado comercial de este bloque con Cuba era el primero desde la revolución y algo “de dimensiones gigantescas” que ayudaba a socavar “el bloqueo de Cuba por parte de EEUU.”

Afirmó, con su buen talante de hombre serio y adusto, que al “imperialismo de EUU le quedan 60 o 70 años” y que “si ese caballerito que ocupa la Casa Blanca se va” el no le daba al imperialismo mas de “50 años de vida”.

Habló a los presidentes del MERCOSUR sobre los avances de la medicina cubana y elogió el dicho de Chávez de que su país contaba con las reservas petrolíferas para “abastecer Latinoamérica” por los siguientes cien años.

Dijo Castro en esa reunión de que existía gran preocupación en algunos círculos de países poderosos sobre el nuevo rumbo de los países Latinoamericanos ya que esta “integración” anunciaba nuevos rumbos y grandes oportunidades.

Es cierto que existe “preocupación” en algunos países poderosos sobre la reunión del MERCOSUR. Todo hombre de negocios que no esta invitado a una reunión de negocios de la competencia se preocupa. Y es cierto que el tratado con Cuba socava el bloqueo contra la isla de EEUU. Pero el bloqueo ha sido roto ya por Canadá, toda Europa, todos los países de Latinoamérica y Asia, China por comenzar, y por cientos de miles de norteamericanos que visitan la isla todos los años.

Si algo habría que decir es que el MERCOSUR se tomo su tiempo para hacer algo que ya todos hacen, excepto los mas recalcitrantes.

Fidel prosiguió luego su discurso, un poco más radical, en un espacio abierto y ante unos 20.000 asistentes. El acto, organizado por las Madres de Plaza de Mayo dirigidas por Hebe de Bonafini y grupos piqueteros Kirchneristas como Barrios de Pie-Libres del Sur-Patria Libre, contó con la presencia de una enorme mayoría de concurrentes que fueron por su cuenta, mayormente jóvenes, que querían escuchar y ver tal vez por última vez al anciano icono de la revolución latinoamericana.

Lo que dijo ante los presidentes y lo que afirmó frente a la multitud fueron palabras que uno debería comparar con el discurso del Che en una reunión de cancilleres en Punta del Este y con el discurso del propio Fidel conocido como “La Segunda Declaración de la Habana” del 4 de febrero de 1962. Solo así podría cuantificarse el retroceso político, retórico y de objetivos de Castro y la revolución Cubana.

Castro alabó a los presidentes presentes; les felicitó efusivamente y, ni ante ellos ni ante el publico que los escucho luego, tuvo una sola palabra denunciando las condiciones sociales y políticas en Argentina, Brasil, Uruguay, Bolivia, Venezuela, Paraguay… o al menos una propuesta que trascendiera lo que los propios presidentes burgueses de ese encuentro acordaron. Fidel era uno más del “club” que administra el desarrollo capitalista de Latinoamérica.

Castro no habló una sola vez de la revolución ni el socialismo. Ni una sola vez. No se refirió para nada a la mitad del imperialismo: el europeo, que es hoy por hoy el que mas ha avanzado en nuestro continente. Ni una palabra. Más aún, cuando se refirió a la otra mitad del imperialismo, el yanqui, se refirió a el como el instrumento de un señor llamado Bush, un derechista trasnochado que anda haciendo tropelías por el mundo. Castro no tuvo una sola palabra sobre las presencias de tropas Argentinas y brasileñas en territorio de Haití que se hallan realizando el trabajo sucio del imperialismo.

Compárese esas posiciones y “olvidos” del comandante, con la denuncia implacable de la OEA y la falsa “integración” burguesa que había facilitado la invasión de la Republica Dominicana en los 50s, la denuncia implacable de las condiciones de vida de los trabajadores, negros y pueblos originarios en nuestro continente y los llamados a la lucha revolucionaria que – aunque teñida con algunas formulaciones reformistas de alianza de clases – había sido el meollo de su “Segunda Declaración de la Habana” en 1961.

Desde entonces, Fidel le aconsejó la ruta pacifica al socialismo chileno que terminó en Pinochet; asesoró al FSLN nicaragüense y al FMLN salvadoreño que terminaron negociando la rendición de la revolución centroamericana y ahora propone la desmovilización de los revolucionarios para apoyar a gobiernos como el de Lula, Kirchner, Tabare Vázquez, Morales, Chávez y Duarte.

Ni una palabra salió de la boca de Fidel sobre las tropelías europeas en África y Asia mientras todos están distraídos y no miran, concentrados como están en las barbaries de EEUU en Irak o Israel en el Líbano. Mas aun, el comentario surgido de estos “lideres” Latinoamericanos alrededor del conflicto del Medio Oriente estuvieron a la altura de las observaciones de un grupo de liberales en una mesa de café.

Cuba se ha convertido del centro de la polémica y la revolución en un centro de turismo con hoteles de lujo edificados por europeos y chinos y en un vendedor de seguros de salud y tratamientos a escala mundial, dejando que la caña de azúcar y otras industrias se desmoronen. El león ha cambiado su rugido por un maullido, convirtiéndose en lo que Perón – hablando de si mismo – caracterizó como un “león herbívoro".

Castro no tuvo una sola palabra contra la mitad de la mitad del imperialismo, dirigido por Bush, al que si criticó. Efectivamente. Fidel no dijo una sola palabra sobre el Partido Demócrata de EEUU el que confía que cambiará la política obsoleta de Bush sobre el bloqueo de Cuba. En términos matemáticos, entonces, Castro solo criticó al Bushismo, menos de un cuarto del imperialismo mundial.

Inútil fue que Chávez, con su retórica confusa y ecléctica, llamara a homenajear a Fidel como uno de los más grandes revolucionarios del planeta. La evidencia esta a la vista que, aunque incompleto, Fidel pasara a la historia por su pasado, el de 1959, el de 1961, hasta el de 1968-69, no por su presente.

Fidel demostró cuanto retrocedió la conciencia, aun de los izquierdistas, en la década infame de los 90s – la década de la caída de la Unión Soviética, la derrota de las revoluciones, el Menemato y el “fin de la historia” – que ahora que las masas están volviendo a levantarse en nuestro continente, los “izquierdistas” encuentran en la retórica contemporánea de Castro un atisbo de su pasado revolucionario.

Nada queda del internacionalismo forzado de Angola o el foquismo voluntarista del Che en Bolivia en el arsenal de Castro. Pero no mentía cuando decía que se había convertido en un “león herbívoro” (es decir había abandonado todo atisbo de nacionalismo burgués) y los Montoneros no querían creerlo y decían que estaba “mal rodeado”; Fidel no miente tampoco. Castro ya no es el revolucionario, sino el moderador, el traficante de las ideas de la socialdemocracia europea en nuestro continente. Claro, los “izquierdistas” que apoyan a Kirchner le creen. Después de todo, son ellos quienes lo rodeaban en el acto de Córdoba.

Ellos son los que, como Castro, reducen el antiimperialismo a la integración burguesa en el MERCOSUR dirigida por las burguesías de nuestro países y 2/3 del imperialismo mundial.


Enlaces relacionados

¿Qué son Cuba y Fidel?
Un análisis y caracterización Marxista

Por Gina Álvarez
“Uno no puede negar categóricamente y por anticipado la posibilidad teórica de que, bajo la influencia de circunstancias completamente excepcionales (la guerra, la derrota, el crack financiero, la presión revolucionaria de las masas, etc.) los partidos pequeño burgueses, incluyendo los estalinistas, puedan ir más allá de lo que ellos mismos quisieran en el camino de la ruptura con la burguesía.”
León Trotski, El Programa de Transición, 1938

Cuba: Entre la senilidad de la revolucion y la lucha fraccional
- Fidel a los 80: ¿Traerá su desaparición la continuidad, la reforma o la contra-revolución?

Galería de Fotografías de Fidel y Cuba


 
Enlaces Relacionados
· Las palabras de un león herbívoro:
Lo que dijo y no dijo Fidel en Córdoba

· ¿Qué son Cuba y Fidel?
Un análisis y caracterización Marxista

· Cuba: Entre la senilidad de la revolucion y la lucha fraccional

· Galería de Fotografías de Fidel y Cuba
· Más Acerca de Internacionales


Noticia más leída sobre Internacionales:
La guerrilla en México


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.5
votos: 56


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Malo
Regular
Bueno
Muy Bueno
Excelente



Opciones

Versión Imprimible  Versión Imprimible

Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo