Editor: Carlos Petroni
© Publicaciones Octubre
Izquierda Info - PSOL, PSTU, PCdoB:
Bienvenido a Izquierda Info


Quienes estan leyendo en este momento
Actualmente hay 21 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


Los últimos tweets de Izquierda Punto Info

IZQUIERDA PUNTO INFO ahora tambien en Facebook

Izquierda Punto Info

Promote Your Page Too

Para contacto con el editor en Facebook
Carlos Petroni

Create Your Badge




Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Lea estos libros Online - Editorial Octubre


En formato pdf


Salió la Revista de Izquierda Internacional, Año 2, Número 2, vea el contenido y leela también online

Salió el primer número de la Revista de Izquierda Internacional, vea el contenido y leela también online



Juicio y Castigo de la Triple A
Juicio y Castigo a la Triple A

Promote Your Page Too

Noticias destacadas


Noticias en su mail
Noticias en su mail

Los temas a fondo



Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Los favoritos y los más populares

Bolivia:
Está probado: No es posible avanzar en consenso con la burguesía o utilizando sus instituciones
por Sebastián Robles


Palestina:
Se Busca Organización Palestina Revolucionaria, Laica y Socialista
Por Leon Perez


Peru:
¿Puede la Verdadera Izquierda Peruana Ponerse de Pie?
por Sebastián Robles
El fin del Imperio Americano
¿Síntomas de Desintegración de EEUU?

Argentina:
Cómo y porqué el PO disuelve el PO
• Altamira no tiene idea de las diferencias entre frente único y partido
Por Carlos Petroni


¿Qué fué el Cordobazo?

Aquella Hebe, esta Hebe. Aquella Guerrilla, Este Gobierno


Languages
Selecciona Idioma de la Interfaz:


Además



El tiempo en Buenos Aires: ¿Adónde vamos?
Clickee aqui para el pronostico de Buenos Aires, Argentina

Mapas de Google de Argentina
Buenos Aires
http://maps.google.com.ar/


Escuchar Online

QRock

Viejos Tiempos

Serrat

musica youtube


InternacionalesPSOL, PSTU, PCdoB:

La Izquierda Brasileña capitula al nacionalismo burgués y sus aspiraciones imperiales

por Sebastián Robles

Existen en Brasil unas sesenta organizaciones de izquierda. De ellas, unas cuarenta se denominan de la izquierda revolucionaria o marxista, el resto corresponde a la categoría de formaciones reformistas que, de una forma u otra, rechazan el marxismo.

Entre estas últimas figuran el partido de gobierno, el Partido de los Trabajadores (PT), del Presidente Ignacio “Lula” Da Silva. Entre los partidos de la izquierda marxista destacan el PSOL (Partido Socialismo y Libertad) – en realidad un frente de alrededor de una docena de organizaciones – el Partido Comunista del Brasil (PCdoB), aliado del PT y parte del gobierno, y el PSTU (Partido Socialista de los Trabajadores Unificado.)

No solo ninguna de estas organizaciones y partidos plantea la cuestión de las ansias imperiales de la burguesía brasileña, sino que en el caso del PCdoB, ven en esa característica una virtud “nacional.”

Tanto el PT de Lula, como el PCdoB en menor grado, plantean la substitución de un partido u movimiento nacionalista de reivindicaciones nacionales hegemonistas brasileñas, por las organizaciones de los trabajadores (el PT, la Central Única de Trabajadores, CUT, etc.).

Lula, si se quiere, se ha erigido en el representante de los “intereses nacionales” del Brasil, y por tanto de su burguesía, resistiendo por un lado el ALCA y la sumisión total al imperialismo norteamericano, pero tratando de formar un frente con el imperialismo europeo y basando su estrategia en hegemonizar el MERCOSUR. El PCdoB acompaña esta estrategia.

Lula y el PT gobiernan así para la burguesía brasileña, no para los trabajadores, siguiendo lineamientos socialdemócratas clásicos.

La oposición obrera sindicalista y propagandista

El PSOL, el PSTU y la enorme mayoría de los partidos de izquierda marxistas, muchos de ellos denominados revolucionarios, no enfrentan a Lula, el PT, sus aliados en el gobierno, la burguesía nacional brasileña y sus aspiraciones hegemonistas ni a sus fuerzas armadas.

Reducen su oposición a expresar una oposición obrera sindicalista de oposición a los peores aspectos de la política social del gobierno, los ataques contra los trabajadores y los campesinos y a hacer propaganda sobre la naturaleza “socialista” de sus partidos, es decir capitulan a los ejes centrales de la política del gobierno y el régimen políticos.

Correctamente, tanto el PSTU como el PSOL, critican y combaten los intentos de pacto social y restricción de las demandas obreras del gobierno PT-Lula-PCdoB.

Un ejemplo de ello fueron los ataques contra los derechos previsionales de los empleados estatales (de hecho el PSOL surge de la iniciativa de diputados y senadores del PT expulsados en los primeros meses del gobierno de Lula por negarse a votar por estas leyes reaccionarias) y sostienen la lucha de los campesinos pobres, sus ocupaciones de tierras y sus luchas contra los terratenientes.

Tanto el PSTU como el PSOL – así como el PCdoB – y aún el propio Lula en forma claudicante se oponen al ALCA y correctamente apuntan que este es un instrumento de dominación del imperialismo norteamericano sobre Latinoamérica.

Pero hasta ahí llegan. Mas allá, esta la reivindicación a fondo del MERCOSUR – que hacen el PT y el PCdoB y de las iniciativas en él de Brasil por lograr la hegemonía. El PSTU y el PSOL raramente mencionan el MERCOSUR.

La base de sustento material de las ambiciones imperiales de la clase dominante brasileña son la banca brasileña autónoma, las industrias de la burguesía nacional y la estatal administradas por las Fuerzas Armadas, las empresas mixtas estatal-privadas como Petrobras y la autonomía político-militar de los militares brasileños.

No merecen el nombre de izquierda revolucionaria aquellas organizaciones que no hagan centro de su política el control obrero sobre las industrias estatales, mixtas y nacionales; la expropiación de las industrias del imperialismo; el enfrentamiento sin cuartel a las ambiciones imperiales de su propia burguesía y a la liquidación de esas dos fuentes de poder burgués brasileño: las fuerzas armadas y la iglesia.

Esos temas ni siquiera se mencionan las mas de las veces y un simple repaso de las ediciones de los periódicos del PSTU y de la docena de organizaciones que componen el PSOL lo demuestran claramente. Ni que mencionar al MERCOSUR y la política en él del Brasil de lo que ni siquiera se ocupan.

Para estas organizaciones, en mayor o menor grado, Brasil es un país dependiente, semicolonial expuesto al riesgo central de ser dominado por el imperialismo norteamericano y que tiene una política económica y parcialmente social de corte neo-liberal. Consecuentemente, por omisión, le capitulan a las políticas expansionistas burguesas y de hecho acompañan la política hegemonista brasileña en el MERCOSUR.

Esto explica que el PSTU llamó a votar por Lula en la segunda vuelta – en la primera presentó a Ze Maria como su candidato presidencial – y la mayoría de los que hoy forman el PSOL hicieron la campaña por Lula y votaron por él en las dos vueltas. Solo se conformaron como PSOL luego que Lula y el PT los expulsaran sin más ceremonia.

Para el PSOL y el PSTU, el gobierno hoy día no es sino un agente de la burguesía y el imperialismo que ataca los intereses, salarios y condiciones de trabajo de los trabajadores y los sindicatos, tal cual lo haría una burocracia sindical en el gobierno. Con ser cierto, no deja de ser una caracterización estrecha, incompleta y, por lo tanto, errónea, que abre el camino hacia la capitulación.

Un caso de estudio: Democracia Socialista

Entre las corrientes que se reclaman del marxismo revolucionario en el ámbito mundial se halla la Cuarta Internacional, Secretariado Unificado, cuya sección en Brasil es Democracia Socialista (DS).

DS no sólo fué y es parte del PT como corriente interna (el PT tiene una docena de fracciones) y llamo a votar por Lula para presidente, sino que asumió como suyo al gobierno emergente y le proporcionó funcionarios, incluso ministros.

La Cuarta Internacional fué fundada, entre otros principios, para oponerse a la colaboración de clase de los trabajadores con gobiernos burgueses. El de Lula es uno de ellos.

DS desconoció esta trayectoria y sugirió que no apoyar al gobierno del PT seria sectario y justificó las medidas anti-obreras y anti-campesinas de Lula y tuvo una posición neutral en un principio alrededor de las acusaciones probadas de corrupción en el aparato estatal.

La Cuarta Internacional primero apoyó esta decisión de DS, para luego, y a medida que Lula explicitaba su plataforma neoliberal en actos de gobierno, comenzó a alejarse de éste y a criticar a DS por participar en el gobierno.

La Cuarta tenia antecedentes sobre participaciones de sus partidos en gobiernos burgueses. El Lanka Samaja Party de Ceilán participó con ministros en un gobierno burgués en los 60s y fue rápidamente expulsado de la Cuarta. Esta vez, con DS, la política fue distinta: embarcaron a los herejes en una polémica que ya lleva más de un año sin resolución.

La Cuarta Internacional – uno de cuyos partidos dirigentes es la Ligue Communiste Revolutionaire de Francia – ni siquiera expulso a DS después que la dirección de esta avalara la expulsión del PT de Heloisa Helena, un miembro de su corriente y Senadora por el PT, y de otros miembros de su organización por negarse a apoyar la liquidación de beneficios sociales de los trabajadores estatales.

Junto al PCdoB, DS es uno de los mayores apoyadores “marxistas” del gobierno de la burguesía brasileña.

Impotencia “revolucionaria”

El discurso y las acciones del gobierno de Lula no se basan en una reivindicación de los derechos de los trabajadores y su representación política. Lula esta llevando a cabo un gobierno al que ha logrado arrastrar al PT y parte de la izquierda para gobernar al servicio de la burguesía brasileña y su “causa nacional.”

La economía ha experimentado un pequeño repunte y crecimiento en los últimos tres años. Brasil se impone y hegemoniza – y arbitra – en el MERCOSUR. Brasil se ha convertido en exportador de capital financiero y comercial a otros países, particularmente de Latinoamérica, y domina mercados en Bolivia, y en parte en Uruguay, Paraguay y Argentina.

Esto le ha dado “prestigio” a Lula que incluso opacaron – en cuanto a su popularidad se refiere – a los escándalos de corrupción que sacudieron su gobierno en el último año y que le costaron la cabeza a más de cien funcionarios de su gobierno, incluyendo media docena de miembros de su círculo más cercano.

A pesar de todo, Lula hoy goza de una popularidad del 40% -- contra solo el 20% de su partido – que le permite seguir encabezando las encuestas para las próximas elecciones presidenciales.

Esto refleja, aunque distorsionadamente, que Lula ha logrado dirigir a importantes sectores de la clase obrera no para reclamar sus derechos sino para embanderarse detrás de una política nacionalista, de “orgullo nacional.” Contra esto rebotan parcialmente las criticas sindicalistas de su oposición “revolucionaria” y “socialista.”

Se espera que, para reforzar su campaña y en el último tramo antes de las elecciones, Lula haga cierta distribución de la riqueza en la forma de algunas concesiones a los sindicatos, tal vez algunas reformas en el campo y también a través de obras y proyectos públicos. La típica táctica aprendida del nacionalismo burgués para ganar apoyo de masas.

En tal situación, la izquierda “marxista” quedará aún más aislada que hoy cuando está recibiendo en las encuestas menos del 5% de preferencia electoral.

El camino del Leninismo

Lenin planteaba que no importaba cuanto se preocuparan los dirigentes obreros de los países imperialistas europeos por los beneficios para los trabajadores. Mientras apoyaran aunque fuera por omisión, la causa del imperialismo de sus burguesías, su destino estaba sellado como oportunistas y las clases obreras que dirigían serian derrotadas.

Tuvo razón. De la política socialdemócrata de apoyo a sus burguesías “nacionales” surgió la 1ra. Guerra Mundial que hizo necesaria la Revolución Rusa para intentar revertir la derrota que esto implicó.

En Brasil, aunque la cuestión teórica de si Brasil es ya un país imperialista o no sigue abierta, la lucha denodada contra las aspiraciones hegemonistas e imperiales de su burguesía, la oposición implacable al rol de árbitros de la política de las Fuerzas Armadas y el rol nefasto de la Iglesia en los conflictos sociales definirán, mas que la agitación sindical, que corriente es revolucionaria o reformista en Brasil.

El partido que no pueda luchar contra su propia burguesía es incapaz de enfrentar cohesionadamente al imperialismo en cualquiera de sus formas y será impotente para lograr el apoyo de la clase obrera para las ideas y consignas del socialismo revolucionario.

Por el control obrero de todas las industrias y la banca “nacionales” y mixtas, por la expropiación de todas las industrias del imperialismo.

Por la derrota de la política hegemonista brasileña y por su reemplazo por una política internacionalista, Latinoamericanista, de colaboración e intercambio fraterno en el marco de una Federación Socialista de Latinoamérica.

¡Abajo el MERCOSUR y el ALCA, por una política Latinoamericanista independiente del imperialismo norteamericano y Europeo!

¡Por el retiro inmediato e incondicional de las tropas brasileñas de Haití! Por la Liquidación de las Fuerzas Armadas brasileñas y su rol “independiente” y de árbitro en la política nacional.

He aquí algunas de las consignas que una autentica izquierda revolucionaria, es decir Marxista, debe inscribir en su programa de lucha cotidiano.




Enlaces Relacionados

Mercosur y la Hegemonía Brasileña
Por Sebastián Robles

Brasil: ¿Nacido para ser Imperio?

Brasil: Reflexiones sobre el PT Cuando en estos días nos llegan noticias del Partido de los Trabajadores de Brasil muchas personas sienten una gran decepción.

Resolución sobre Brasil
Comité Internacional de la IV Internacional


 
Enlaces Relacionados
· La Izquierda Brasileña capitula al nacionalismo burgués y sus aspiraciones imperiales
· Mercosur y la Hegemonía Brasileña
· Brasil: ¿Nacido para ser Imperio?
· Brasil: Reflexiones sobre el PT
· Resolución sobre Brasil
· Más Acerca de Internacionales


Noticia más leída sobre Internacionales:
La guerrilla en México


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.78
votos: 52


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Malo
Regular
Bueno
Muy Bueno
Excelente



Opciones

Versión Imprimible  Versión Imprimible

Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo