Editor: Carlos Petroni
© Publicaciones Octubre
Izquierda Info - ¿Que conviene a los trabajadores y el pueblo que pase el #7D? Respuesta: Nada
Bienvenido a Izquierda Info


Quienes estan leyendo en este momento
Actualmente hay 12 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


Los últimos tweets de Izquierda Punto Info

IZQUIERDA PUNTO INFO ahora tambien en Facebook

Izquierda Punto Info

Promote Your Page Too

Para contacto con el editor en Facebook
Carlos Petroni

Create Your Badge




Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Lea estos libros Online - Editorial Octubre


En formato pdf


Salió la Revista de Izquierda Internacional, Año 2, Número 2, vea el contenido y leela también online

Salió el primer número de la Revista de Izquierda Internacional, vea el contenido y leela también online



Juicio y Castigo de la Triple A
Juicio y Castigo a la Triple A

Promote Your Page Too

Noticias destacadas


Noticias en su mail
Noticias en su mail

Los temas a fondo



Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Los favoritos y los más populares

Bolivia:
Está probado: No es posible avanzar en consenso con la burguesía o utilizando sus instituciones
por Sebastián Robles


Palestina:
Se Busca Organización Palestina Revolucionaria, Laica y Socialista
Por Leon Perez


Peru:
¿Puede la Verdadera Izquierda Peruana Ponerse de Pie?
por Sebastián Robles
El fin del Imperio Americano
¿Síntomas de Desintegración de EEUU?

Argentina:
Cómo y porqué el PO disuelve el PO
• Altamira no tiene idea de las diferencias entre frente único y partido
Por Carlos Petroni


¿Qué fué el Cordobazo?

Aquella Hebe, esta Hebe. Aquella Guerrilla, Este Gobierno


Languages
Selecciona Idioma de la Interfaz:


Además



El tiempo en Buenos Aires: ¿Adónde vamos?
Clickee aqui para el pronostico de Buenos Aires, Argentina

Mapas de Google de Argentina
Buenos Aires
http://maps.google.com.ar/


Escuchar Online

QRock

Viejos Tiempos

Serrat

musica youtube


Opinión¿Que conviene a los trabajadores y el pueblo que pase el #7D? Respuesta: Nada

¿Que conviene a los trabajadores y el pueblo que pase el #7D? Respuesta: Nada

El mejor escenario sería el de la continuación del conflicto y su agudización. No es una lucha por la libertad de expresión, sino por el control de la información y los negocios. ¿Porque hay que oponerse al triunfo de una facción de la clase dominante sobre la otra en este enfrentamiento? ¿Que proponen los Marxistas para democratizar realmente los medios masivos de prensa, radio y TV?

Por Carlos Petroni

La Ley de Medios Audiovisuales y la creación del AFSCA fue apoyada por muchos y saludada por más hace tres años. Despues de ese tiempo se comprobó que no hay diversidad de medios u opiniones que quiera resolver esta ley o quien la aplica.

No habrá fuentes de información y autores honestos que puedan utilizarla. Queda claro, después de la lucha sin cuartel en los tribunales, juzgados y Cámaras, que la Ley esta dirigida contra un grupo capitalista de medios específico y para favorecer a otros grupos capitalistas mediáticos favorables al gobierno y al partido que controla los medios del estado.

Los partidarios del gobierno y de esta ley, menos que hace tres años, dicen que lo hacen en nombre de la “libertad de expresión y la democratización de los medios”. Algunos que antes apoyaron ahora se han vuelto neutrales u opositores a ella.

El gobierno no ha dudado en atacar encarnizadamente al Poder Judicial, someternos a una implacable campaña de propaganda en los medios afines – pagada con fondos públicos – contra ese grupo de medios supuestamente opositor; ha sacado a orear los “trapitos sucios” de su ex-aliado Magnetto y Cia – ocultando prolijamente los propios y los de sus aliados - y en treinta y seis meses no ha avanzado un milímetro en la creación de diversidad de medios o la democratización de la información (a menos que uno crea que miles de millones de pauta oficial han vuelto a Telefe, el Grupo Spolzky, 6,7,8 o Tiempo Argentino o Página12 en medios democráticos donde la opinión de todos cuenta).

Por voz de sus ministros y diputados se escuchan amenazas a los jueces y declaraciones que si la Cámara y la Suprema Corte no están con el gobierno contra Clarín son “golpistas”, “destituyentes” o se “alzan contra una Ley de la Nación” Mientras tanto, intentaron cobrar $140.000 los pliegos para licitación de nuevas señales (no hubo oferentes); se despidieron o se censuraron periodistas que trabajan en medios oficialistas o paraoficialistas y el único canal alternativo (supuestamente de un pueblo originario pero administrado por Spolzky) se inaugura ofreciendo…. “Nestor Kirchner, la película.”

La hipocresia es tanta que, un par de días después que todos los voceros del gobierno salieran a criticar ácida y justificadamente al Grupo Clarín por llamar a declarar en un juicio a periodistas partidarios del gobierno, el propio gobierno - por mano del jefe de la AFIP - inicia un juicio millonario contra un periodista por investigar y exponer los chanchullos y corrupción que reina en áreas de su dirección.

Para los medios del gobierno y los privados que lo apoyan o benefician con millones de la pauta oficial no existe la inflación; los paros son mínimos; la inclusión social y el empleo avanzan sin cesar y las investigaciones se hacen solo contra los “enemigos” políticos.

Los editorialistas oficialistas dan tumbo y retrancos tratando de justificar cada acto de gobierno. Para ellos el 8N no existió, el 20N fue una “maniobra política” y la pérdida de popularidad de CFK se debe a “campañas mediáticas”, nada tiene que ver la gestión.

Allí no hay periodismo alguno, solo propagandistas de un partido burgués en el gobierno y también una muestra de lo que nos espera si el gobierno y sus aliados de la patronales de medios adictos controlaran todo.

En el otro Rincón del ring, el grupo Clarín denuncia esta situación, teme perder una importante fuente de ingresos si se desguazan algunas de sus empresas y canales audiovisuales y bastante dinero, sobretodo si una caprichosa interpretación jurídica lo dejara sin Cablevisión.

Azota con su látigo propagandístico al gobierno en comerciales donde denuncia las mentiras del mismo en cuestiones políticas, presiona a la justicia en editoriales y promueve a los opositores del gobierno de casi todos los signos, amen de poner especial énfasis en descubrir los entuertos y corrupción de los funcionarios públicos y los llamados “capitalistas amigos” del gobierno.

Los enemigos de ayer son los amigos de hoy si se han pasado a la oposición y las noticias negativas sobre el poder se agigantan para provocar un efecto político. El grupo Clarín supo estar con cada gobierno que hubo durante más de cincuenta años, militares o civiles, apoyar o ignorar lo que hacían, “light” en la crítica y siempre dispuestos a aceptar algún negocio que viniera de la mano de los gobernantes, civiles o militares, constitucionales o de facto siempre y cuando esos gobiernos fueran fuertes.

Una vez que olía la debilidad se sumaban al coro de la oposición. Ni mas ni menos lo que hicieron con el Kirchnerismo. Fueron sus sostenedores, obtuvieron prebendas como renovación por décadas de algunas de sus licencias y, al principio del gobierno de NK, junto a La Nación, obtenían las entrevistas exclusivas del mandatario.

En uno y otro bando se han alistado legiones de “Constitucionalistas”, políticos, periodistas afines, organizaciones (reales y fantasmales), medios de prensa, opinólogos, encuestadores y si, un gran numero de charlatanes.

El día D de esta confrontación es el #7D… La pregunta central es ¿Qué le conviene que suceda a los trabajadores y el pueblo ese día?. La respuesta es… NADA. He aquí las razones:

1. En el actual enfrentamiento podemos leer diarios, ver canales de TV y escuchar radios que parecen transmitir de dos países diferentes. Unos en lo que todo esta mal y se denuncia implacablemente algunas (solo algunas) de las macanas, los errores y los crímenes del poder y otro en el que nos dicen que vivimos en el país de Alicia, todo es maravilloso y lo que no lo es ya lo estamos arreglando. Allí se denuncian algunas – solo algunas – de las macanas, los errores y los crímenes de la oposición. Estamos en el mejor mundo posible dentro del capitalismo, ya que el conflicto entre ellos nos permite conocer información sobre el doble de lo que conoceríamos si uno se impusiera sobre el otro. Claro que la suma de lo que nos dicen los dos bandos no es sino una fracción de la realidad. Si en algo coinciden ambos bandos es mantener en la marginalidad los hechos de la lucha de clases tanto como se pueda, a la izquierda mientras no les sirva alternativamente en alguna operación de prensa y a los crímenes que se cometieron y cometen si los autores de los mismos son una cruza entre partidarios del poder y la oposición (Por ejemplo: Los crímenes de la Triple A).

2. El bando del gobierno tiene líneas editoriales: las de la mesa chica del gobierno de CFK y la de los acuerdos que haga con los grupos privados de medios que son sus aliados. Nada que se aparte de esa línea editorial que, si tiene dudas, puede consultarla en la charla seminal de CK por la Cadena Nacional, esta permitido. El bando de Clarín tiene su línea editorial. La que dicta su grupo de propietarios y sus intereses mas caros a su existencia. Si algún periodista quiere horadar cualquiera de esas líneas editoriales – de cualquiera de los dos bandos - para hacer periodismo independiente en serio conocerá el extremo del garrote con el que se lo azotará. En los medios del gobierno y los privados pro-gobierno, así como en el Grupo Clarín y sus aliados se tiene la misma alergia a la organización sindical en sus empresas o las voces disonantes. Aquellos tratarán de guardar más las formas que estos, o viceversa, pero los une un criterio de clase comuún: todos defienden a rajatabla al capitalismo.

3. La verdadera democratización de los medios de difusión radicaría en que estos no fueran del estado – mucho menos del partido gobernante – sino públicos, autárquicos y manejados por un directorio electo por los trabajadores y el pueblo. Que los medios que continuaran siendo privados publicaran en sus paginas – dos o tres quizá – notas y editoriales que contravertieran la línea editorial de sus propietarios y esto fuera obligatorio y protegidos sus autores por la Ley. Lo mismo en los medios públicos, o estatales o gubernamentales. Que las organizaciones políticas, sociales, sindicales tuvieran el acceso al papel y los medios técnicos audiovisuales en forma subsidiada (¿o alguien se cree que una prensa, una radio o una TV competitivas puede hacerse sin dinero, MUCHO dinero?) e idénticas oportunidades para competir en el Mercado de los lectores, los oyentes y los televidentes. Que se limitara la publicidad comecial al máximo posible y que se eliminara la pauta oficial como elemento de corrupción, chantaje y soborno para que los lectores, televidentes o radioescuchas fueran la fuente del poder real de esos medios. Esto para empezar. Algo que ninguno de los bandos actualmente en contienda aceptaría o promovería.

Por estas razones lo mejor que podría suceder para los intereses de los trabajadores y el pueblo es que en el 7D no pasara… NADA. Más aún, si me preguntan, diría que saludo el actual conflicto y quisiera que se mantuviera en todo su esplendor. En el medio de la batalla, la pirotecnia ilumina, al menos, la podredumbre en el campo adverso.

Para aquellos que se pregunten porque un Marxista puede tener estas posiciones y no proclama la necesidad lisa y llana de expropiar todos los medios de difusión y ponerlos en manos del estado, va esta respuesta:

Desde la Revolucion Rusa a esta parte, y despues de derrotarla y ahogarla en sangre, muchos estalinistas que se proclamaron Marxistas hicieron precisamente eso y cuando tuvieron éxito, crearon la prensa y medios de difusión mas mediocres, aburridos y desinformantes posibles.

No es casual que el gobierno de CFK, sin proclamarse estalinista ni mucho menos Marxista, haya elegido un estalinista para ser el Zar de su política de medios. Mientras vivamos bajo el capitalismo es afortunada la lucha entre medios, escritores, funcionarios y periodistas del sistema sacándose los trapitos al sol mutuamente. Cualquier armisticio entre ellos no es bueno para nuestros intereses.. Mientras mas aguda esa batalla, mejor, porque abre grietas por donde una escasa cantidad de verdades se hacen conocidas.

No quisiera que se entendieran mis palabras como una abstracción. Por eso, a menos que sea un órgano del fascismo, me opongo al silenciamiento o la confiscación de medios de un grupo de la clase dominante para beneficio de otro. Estoy a favor de una democratización profunda de los medios de difusión en la forma descripta mas arriba.

Es así que sostengo que, bajo el capitalismo luchamos por incrementar los derechos de los periodistas a decir lo que quieran y a organizarse sindical y políticamente para derrotar los intentos por marcarles a fuego una línea editorial con la que desacuerden en términos ideológicos o políticos.

Bajo el socialismo debe existir un debate franco, verdaderamente democrático y diverso que permita revelar todos los aspectos de la realidad que queremos transformar y aportar ideas a esa transformación.

Aquí tampoco desearía ser abstracto. No sostengo la necesidad, mas bien me opongo tenazmente al partido “único”, a los gobernantes que en nombre del socialismo se perpetúan como monarcas en el poder y a la prensa que crean que es la antítesis de la información para el debate político y social necesario. Sostengo la necesidad medios de difusión públicos, democráticamente controlados y con una actitud crítica hacia el poder, aunque este sea favorable a los intereses de los trabajadores y el pueblo. Nada menos espero de un sistema que se propone cambiar la sociedad actual en una mucho mejor.

Entiendo al poder de los trabajadores como aquel que emana de sus instituciones democráticas y participativas, no de las simples directivas del Comité Ejecutivo del Partido en el poder. Crease o no – y mucho se ha dicho para desvirtuar esta verdad del socialismo revolucionario – eso era lo que pensaban tipos como Lenin y Trotsky.

Por desgracia el conflicto actual entre propietarios capitalistas de la palabra no durará por siempre. Los une, a la larga, sus intereses de clase contra los de las clases oprimidas. Por eso es que hay que educar, movilizar y organizar para hacer posible la verdadera libertad de expresión, opinión y crítica que solo puede emerger en plenitud en los amaneceres de cambios de sistemas económico-sociales. ■


Vuelva a la página principal


 
Enlaces Relacionados
· ¿Que conviene a los trabajadores y el pueblo que pase el #7D? Respuesta: Nada
·

Vuelva a la página principal
· Más Acerca de Opinión


Noticia más leída sobre Opinión:
#PASOVIRTUAL Vote por uno de estos 23 precandidat@s a Jefe de Gobierno CABA


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.96
votos: 25


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Malo
Regular
Bueno
Muy Bueno
Excelente



Opciones

Versión Imprimible  Versión Imprimible

Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo