Editor: Carlos Petroni
© Publicaciones Octubre
Izquierda Info - Mitos y Mentiras de la Política Argentina: I. “Al gobierno esta mal voltearlo”
Bienvenido a Izquierda Info


Quienes estan leyendo en este momento
Actualmente hay 13 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


Los últimos tweets de Izquierda Punto Info

IZQUIERDA PUNTO INFO ahora tambien en Facebook

Izquierda Punto Info

Promote Your Page Too

Para contacto con el editor en Facebook
Carlos Petroni

Create Your Badge




Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Lea estos libros Online - Editorial Octubre


En formato pdf


Salió la Revista de Izquierda Internacional, Año 2, Número 2, vea el contenido y leela también online

Salió el primer número de la Revista de Izquierda Internacional, vea el contenido y leela también online



Juicio y Castigo de la Triple A
Juicio y Castigo a la Triple A

Promote Your Page Too

Noticias destacadas


Noticias en su mail
Noticias en su mail

Los temas a fondo



Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Los favoritos y los más populares

Bolivia:
Está probado: No es posible avanzar en consenso con la burguesía o utilizando sus instituciones
por Sebastián Robles


Palestina:
Se Busca Organización Palestina Revolucionaria, Laica y Socialista
Por Leon Perez


Peru:
¿Puede la Verdadera Izquierda Peruana Ponerse de Pie?
por Sebastián Robles
El fin del Imperio Americano
¿Síntomas de Desintegración de EEUU?

Argentina:
Cómo y porqué el PO disuelve el PO
• Altamira no tiene idea de las diferencias entre frente único y partido
Por Carlos Petroni


¿Qué fué el Cordobazo?

Aquella Hebe, esta Hebe. Aquella Guerrilla, Este Gobierno


Languages
Selecciona Idioma de la Interfaz:


Además



El tiempo en Buenos Aires: ¿Adónde vamos?
Clickee aqui para el pronostico de Buenos Aires, Argentina

Mapas de Google de Argentina
Buenos Aires
http://maps.google.com.ar/


Escuchar Online

QRock

Viejos Tiempos

Serrat

musica youtube


OpiniónMitos y Mentiras de la Política Argentina: I. “Al gobierno esta mal voltearlo”

Mitos y Mentiras de la Política Argentina: I. “Al gobierno esta mal voltearlo”
Por Carlos Petroni

Ante cada critica o revés político, el gobierno de CFK dice que esta ante la posibilidad de un “golpe” o que se enfrenta a “destituyentes”. La oposición burguesa se desvive para demostrar que no es así, que no se les habla a ellos. La izquierda se mantiene mayormente al margen. Todas estas posiciones bastardean el objetivo de la política y niegan la existencia de la lucha de clases.

Descontado el hecho de que estamos contra un golpe militar y que el pueblo le opondría una feroz resistencia en vista de la experiencia pasada, todo otro intento de voltear, destituir, cambiar o reciclar un gobierno es parte natural de la lucha política.

Es una obligación de toda oposición juzgar, criticar, intentar por todos los medios de sustituir a quienes gobiernan por otros mas afines a sus propósitos.

No se descuenta que opositores de antes se sumen a los gobiernos y los apoyen una vez elegidos. Eso es parte de la política, de la estrategia y tácticas de los partidos políticos. Lo contrario, es decir, permanecer en una férrea oposición es también, no solo licito sino necesario para el libre juego de la política. ¿De lo contrario, porque se estaría en un partido distinto al del gobierno?

Agreguemos. ¿Que pasa si un gobierno es elegido con un programa determinado y una vez en el poder lo cambia radicalmente y dice que “si hubiera dicho lo que pensaba hacer nadie me hubiera votado”(Alguien recuerda el Menemato)?

¿Tienen los propios votantes de ese gobierno incumplidor el derecho, que digo, la obligación de echarlo? Claro que sí.

Si un gobierno, por incompetencia, o desidia o mala gestión, o entrega a una potencia extranjera causa daños tremendos a la economía, la vida social o el bienestar de los trabajadores y el pueblo… ¿no nos asiste el derecho a desplazarlo del poder? Claro que si.

¿Si un gobierno elegido “democraticamente” disuelve el Congreso, interviene la justicia y los sindicatos, es decir se Bordaberriza o se Fujimoriza, digamos, se convierte en una tirania, no asiste a partidarios y opositores el derecho Constitucional de voltearlo por lo medios que sea? Claro que si.

Siempre me viene a la memoria esa imagen de Leandro N. Alem, el padre del ascenso e intervencion de las clases medias a la politica argentina, ahora honrado como un patriota democrata, pero al que le gustaba organizar revueltas y asonadas civico-policiales (cuando los comisarios eran uan especie de lideres barriales).

Entre otras revoluciones organizadas por Alem – todas derrotadas – y su recientemente formada Union Civica (antecesora de la UCR contemporanea) estuvo la llamada Revolucion del Parque de 1890 contra el gobierno del Partido Autonomista Nacional (¿alguien recuerda la existencia de ese partido conservador?).

Al final de los combates, ya derrotadas sus fuerzas, al atardecer, Alem fue el último en dejar el Parque. Caminó solo hacia Talcahuano y Lavalle, donde se encontraba un grupo de soldados que se negaban a rendirse. Un subteniente le gritó que corría peligro. Ante la falta de respuesta de Alem el subteniente corrió y se abalanzó sobre él en el momento justo en que era disparada una descarga de fusilería que pasó sobre su cabeza.

Ni siquiera le habian disparado a el, sino que habia sido una descarga celebrando el triunfo de los leales y tratando de amedrentar al derrotado.

A nadie se le ocurrio entonces, juzgar a Alem ni detenerlo y enviarlo a una mazmorra, ni siquiera llamarlo “destituyente.” Se fue tranquilamente a su casa a rumiar sus proximos pasos politicos. Para los vencedores era suficiente haberlo derrotato.

Un tratamiento muy diferente – el de sangre, fuego, carcel y deportacion – sufrian los lideres y activistas obreros de la epoca cuando salian a reclamar por mejoras salariales y mejores condiciones de trabajo. Con ello solo se manifiesta como la clase dominante suele ser mucho mas benevolo con los intentos de uno de su propia clase por hacer lo extremo que por los intentos de reforma de sus explotados.

Si bien la revolución de Alem no logró su cometido original, que era deponer al Partido Autonomista Nacional, proclamar a Alem como presidente provisional y llamar a elecciones, si fue un gran triunfo político para la Unión Cívica, ya que el presidente Miguel Juarez Celman se vio obligado a renunciar y en su lugar asumió el vicepresidente Carlos Pellegrini, mucho más moderado que el primero.

Además dio el puntapié inicial del declive del poder político del PAN, un proceso que de allí en adelante irá creciendo cada vez más hasta quedar sepultado de la memoria colectiva. Finalmente, la Revolución del Parque consolidó de forma muy considerable a la Unión Cívica, que aumentó su influencia y sus miembros muy rápidamente.

En las elecciones legislativas del 15 de marzo de 1891, Alem es electo senador nacional junto a Aristóbulo del Valle.

De hecho, todo intento por deshacerse de un gobierno electo esta contemplado en Constituciones burguesas de todo el mundo. En una democracia parlamentaria un simple voto de “no confianza” en el parlamento provoca la caída de un gobierno, generalmente encabezado por un Primer Ministro.

En otros países no parlamentarios, digamos, EEUU, se puede echar a un Presidente y todo su gabinete ejercitando el derecho constitucional del ”juicio político”. Asi lo hicieron con Nixon por “Watergate” y así lo intentaron con Clinton por haberse aferrado a esas dos frases famosas de “depende como defina usted el sexo” y, citando a Freud “un cigarro a veces es solo… un cigarro.”.

En Italia voltean gobiernos desde la posguerra mas seguido que lo que se celebran elecciones. Los ejemplos abundan y se pueden hallar fácilmente si a uno solo se le ocurre leer un poco.

O sea, en la política burguesa, exceptuando los acuerdos, frentes o pactos entre la oposición y el gobierno, toda lucha política, incluyendo al lucha por sustituir al gobierno existente es parte normal de la política.

Aducir que se ganaron las elecciones para tener un cheque en blanco (sobretodo cuando las elecciones burguesas, aquí y en cualquier lado son mas o menos proscriptoras, mas o menos fraudulentas y muy antidemocraticas en esencia) o que la única manera del reemplazo gubernamental es a través de ganar otras elecciones niega la propia democracia burguesa, los derechos de la oposición y aun la de los propios votantes del gobierno si se sienten insatisfechos con sus políticas.

Por otro lado, esta claro que a un gobierno burgués le asiste dentro de su democracia de clase defenderse de la oposición por medios, claro, Constitucionales – a los que son tan apegados en términos verbales pero que cumplen con suma discrecionalidad – y que es por fuera de las normas del juego político normal defenderse de los intentos por reemplazarlo, digamos, usando la persecución judicial o impositiva, o aun la cárcel, de los opositores.

Que pasa en el caso de la izquierda, sobretodo los Marxistas, que estamos siempre por la destitución, el derrocamiento, el reemplazo de los gobiernos burgueses existentes simplemente porque se basan en instituciones antidemocraticas y sirven solo a una minoría expoliadora y explotadora de las mayorías trabajadoras y pobres?

Sostenemos, dadas ciertas condiciones, la huelga general, la insurrección, la creación de consejos obreros y populares, el doble poder y la movilización de masas para deshacernos de esa lacra llamada gobierno burgués. Elmejor de los gobiernos burgueses es para nosotros la representacion del peor sistema economico-social.

Respondemos a las leyes de la lucha de clases. Nos abocamos a su desarrollo e incentivo y solo apoyamos, “como la soga apoya al ahorcado”, usando las palabras de Lenin, a un gobierno burgués contra un golpe militar y la reacción mas contrarevolucionaria.

¿Somos destituyentes o golpistas? De modo alguno, porque el objeto de nuestra oposición son los gobiernos burgueses de intrínseco valor antidemocratico. Valoramos por el contrario la forma mas democrática de la lucha por el poder: la de los trabajadores y el pueblo movilizados.

Los gobiernos burgueses de todo signo suelen reprendernos diciendo: "Formen un partido y ganen las elecciones". Es decir, para ellos no hay mas reglas del juego que las que ellos imponen y manejan con el aparato del estado y el dinero.

Afortunadamente, como lo ha demostrado la historia muchas veces, hay formas muchisimo mas democraticas que las elecciones para acceder al poder y metodos mas contundentes para demostrar una mayoria.

De lo que se trata para nosotros es el porque uno quiere deshacerse de un gobierno, para que quiere hacerlo, como propone realizar tal tarea y cuando hacerlo.

La respuesta corta a estas preguntas es: porque responde a las clases opresoras; para reemplazarlo por un gobierno de trabajadores y el pueblo; de la forma mas incruenta posible pero sin desdeñar ningún método y cuando existen las condiciones objetivas (cuando los gobernados ya no quieren seguir siendo gobernados y los explotados no quieren seguir siendo explotados) y de la forma que se den las masas para lograr ese objetivo.

Las mismas preguntas, hechas a opositores burgueses de un gobierno del mismo signo, recogera sin duda razones y porques y comos muy diferentes (beneficiar a un grupo de capitalistas en lugar de otro, someterse a un pais imperialista en lugar de otro, aspiracion al poder por el poder mismo, etc). Por eso no los apoyamos tampoco. Pero eso es otra historia.


 
Enlaces Relacionados
· Mitos y Mentiras de la Política Argentina: I. “Al gobierno esta mal voltearlo”
· Más Acerca de Opinión


Noticia más leída sobre Opinión:
#PASOVIRTUAL Vote por uno de estos 23 precandidat@s a Jefe de Gobierno CABA


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.93
votos: 15


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Malo
Regular
Bueno
Muy Bueno
Excelente



Opciones

Versión Imprimible  Versión Imprimible

Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo