Editor: Carlos Petroni
© Publicaciones Octubre
Izquierda Info - El caso Maldonado y la situación política actual
Bienvenido a Izquierda Info


Quienes estan leyendo en este momento
Actualmente hay 13 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


Los últimos tweets de Izquierda Punto Info

IZQUIERDA PUNTO INFO ahora tambien en Facebook

Izquierda Punto Info

Promote Your Page Too

Para contacto con el editor en Facebook
Carlos Petroni

Create Your Badge




Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Lea estos libros Online - Editorial Octubre


En formato pdf


Salió la Revista de Izquierda Internacional, Año 2, Número 2, vea el contenido y leela también online

Salió el primer número de la Revista de Izquierda Internacional, vea el contenido y leela también online



Juicio y Castigo de la Triple A
Juicio y Castigo a la Triple A

Promote Your Page Too

Noticias destacadas


Noticias en su mail
Noticias en su mail

Los temas a fondo



Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Los favoritos y los más populares

Bolivia:
Está probado: No es posible avanzar en consenso con la burguesía o utilizando sus instituciones
por Sebastián Robles


Palestina:
Se Busca Organización Palestina Revolucionaria, Laica y Socialista
Por Leon Perez


Peru:
¿Puede la Verdadera Izquierda Peruana Ponerse de Pie?
por Sebastián Robles
El fin del Imperio Americano
¿Síntomas de Desintegración de EEUU?

Argentina:
Cómo y porqué el PO disuelve el PO
• Altamira no tiene idea de las diferencias entre frente único y partido
Por Carlos Petroni


¿Qué fué el Cordobazo?

Aquella Hebe, esta Hebe. Aquella Guerrilla, Este Gobierno


Languages
Selecciona Idioma de la Interfaz:


Además



El tiempo en Buenos Aires: ¿Adónde vamos?
Clickee aqui para el pronostico de Buenos Aires, Argentina

Mapas de Google de Argentina
Buenos Aires
http://maps.google.com.ar/


Escuchar Online

QRock

Viejos Tiempos

Serrat

musica youtube


NacionalesEl caso Maldonado y la situación política actual


El caso Maldonado y la situación política actual

Por Nicolas Barros
OIR - Organización de Izquierda Revolucionaria

Santiago Maldonado

El secuestro, desaparición y previsible asesinato de Santiago Maldonado perpetrado por el Poder Ejecutivo Nacional, en un operativo realizado por personal de la Gendarmería Nacional, encabezado personalmente por el jefe de gabinete del Ministerio de Seguridad Pablo Noceti, cambia todo en el país.

Este acontecimiento - por demás predecible - deja públicamente más clara la estrategia de la coalición gobernante, asi como del conjunto de las instituciones fundamentales del régimen que componen el estado en la actualidad. De aquí podrá inferirse la caracterización de la situación y las perspectivas que ellos avizoran.

Gobierno y régimen entienden que deben y pueden salir del síndrome de 2001, a efectos de lograr consolidar un régimen aún frágil en el mediano plazo. Es evidente que el peronismo kirchnerista recibió un movimiento de masas parcialmente en las calles pletórico de demandas y con un importante grado de movilización aunque con direcciones políticas fragmentadas y reformistas, logró tras doce arduos años desmovilizarlo y sumirlo poco a poco en su estado actual; anomia, desmoralización y nihilismo. Pero no derrotado.

La disfuncionalidad de un régimen que no cuenta con fuerzas armadas confiables, con un esquema de representatividad partidaria y electoral en colapso, una estructura sindical esclerosada y limitada a una representación de sectorial en decadencia, priva a los capitalistas de tres instituciones claves en su andamiaje institucional. De ellas solo la burocracia sindical garantiza confianza política estratégica al régimen, pero de ningún modo certeza de control de masas en cuanto la situación de la lucha de clases varíe, ya que su desprestigio es enorme.

Del resto de las patas reales del régimen, el aparato judicial y las fuerzas de seguridad, son las más firmes y sobre las que se apoyó el kirchnerismo antes y el macrismo ahora. Es bueno recordar que ante el default de las fuerzas armadas, fue el kirchnerismo quien tejió laboriosamente la tarea de transferir el rol de fuerza de choque interno a las fuerzas de seguridad nacionales (PFA, PSA, GN, PN) reforzando los servicios de espionaje en su apoyo.

Todo esto en medio de una campaña electoral, donde la actitud del gobierno frente a los reclamos por Maldonado fue de chicaneo provocador mezclado con una altanería semejante a la de Duhalde al ordenar los asesinatos ejemplificadores en el Puente Avellaneda. Solo que el gobierno y nosotros sabemos que la situación hoy es muy distinta y que ese cambio se haya producido es responsabilidad del peronismo kirchnerista.

Es fácil entender las posiciones cínicas del peronismo en general asi como del resto de las corrientes burguesas pidiendo por ¨el esclarecimiento del caso Maldonado¨, pero cuesta asumir que la izquierda utilice la tesis del ¨gatillo fácil de Gendarmería¨ exigiendo al gobierno cesar con el encubrimiento. ¿Encubrimiento de quién? ¿De la Gendarmería?

Aquí hay un plan que comenzó en enero de 2016, dirigido a sacarse de encima a los Mapuches, crearon un comité que incluye a los gobernadores de Neuquén, Chubut y Rio Negro, a la justicia Federal (incluido el Juez Otranto) y al Ministerio de Seguridad. De hecho, ya durante 2015 el kirchnerismo, delegó en el gobernador Das Neves ¨el problema Mapuche¨. Das Neves es un cruzado en la defensa de los intereses de la Compañía de Tierras Sud Argentino S.A. de Benetton, él y su amigo el juez penal provincial Martin Zacchino han tildado sin ambages a los Mapuches de terroristas. Otro aliado incondicional de Benetton es el intendente de Esquel, Sergio Ongarato (UCR, Cambiemos) ex empleado de la compañía.

Ya para el 13/03/2015 la Policía de la provincia de Chubut ingresó a tierras Mapuches y reprimió ferozmente a sus moradores, el 18/04/2015 se produjo un allanamiento y represión con varios heridos dirigido por el fiscal Oscar Oro y la policía de Chubut, el 29/06/2016 un nuevo allanamiento del juez penal Ricardo Rolón y el fiscal Oro junto a policía de Chubut torturan algunos Mapuches. El 10/01/2017 la Gendarmería junto a la policía de Chubut asaltaron nuevamente el territorio provocando nuevos heridos y destruyendo viviendas. Todo esto al margen de la detención de Facundo Jones Huala, el procesamiento de los fiscales Rivarola, Bottini y Révori, un espía de la AFI y dos policías de Chubut por espionaje de los mapuches, activistas políticos y ambientales, causas penales por torturas comprobadas.

La coyuntura regional permite a los estados chileno y argentino coordinar a través del capítulo Cono Sur de la lucha antiterrorista regional, llamado en clave Operación Cóndor 2 de manera provocadora, los esfuerzos de gobiernos nacional, provinciales y autoridades judiciales argentinas y chilenas nacional y de las VIII, IX, X y XIV regiones. La coordinación en la persecución armada, judicial y el espionaje de los Mapuches si bien no es nueva hoy funciona con una gran coordinación

Pu Lof Mapuche de Cushamen, Chubut.

Terrorismo de estado ¨legal¨ de Macri, Das Neves, el aparato judicial, las fuerzas de seguridad, las fuerzas vivas y los medios de comunicación. Esto es lo nuevo respecto a la última dictadura cívico militar, en esencia semejante – aunque mucho menor en envergadura - al método utilizado en Ayotzinapa, municipio de Iguala, estado de Guerrero, México, donde un complot del estado terrorista mexicano asesinó 9 personas, hirió a 17 y aún mantiene 43 estudiantes opositores desaparecidos

Bien, el país cambió, el régimen promovió esto en una jugada que incluso para algunos miembros de la coalición, así como de otros opositores suena temeraria, pero de ningún modo infundada. Ellos han seguido con minuciosidad, todos y cada uno de los eventos políticos que provocaron reacciones en el movimiento de masas y sus direcciones políticas, así como su magnitud.

Las reacciones frente a los asesinatos de miembros de comunidades originarias en el noreste, los derrames tóxicos sistemáticos en San Juan, el asesinato serial de mujeres, el hundimiento mortal en el frente litoral marítimo de buques pesqueros oceánicos en pésimo estado de mantenimiento, las inundaciones en Comodoro Rivadavia, Tucumán, Salta, Catamarca, Jujuy, Entre Ríos, Corrientes, Córdoba, Santa Fe y el norte de Buenos Aires incluyendo varios muertos, la movilización del 24 de marzo pasado, ingreso de la policía de la provincia de Jujuy en la facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Jujuy, golpeando y deteniendo estudiantes, ingreso de la policía de la provincia de Buenos Aires en una escuela de Moreno deteniendo un alumno, las huelgas de trabajadores petroleros con tomas en Chubut y Santa Cruz, las huelgas y manifestaciones de trabajadores privados registrados despedidos, el cierre de plantas de ensamblaje en Tierra del Fuego, los despidos en el estado nacional, sólo por nombrar algunos acontecimientos relevantes. El régimen observó atentamente la reacción popular, la evaluó y considera que es el momento de avanzar.

Los gobiernos peronistas de Kirchner/Fernández encubrió el secuestro y desaparición de Jorge Julio López. Sola y Scioli jamás dieron de baja al comisario Etchecolatz de la policía de la provincia de Buenos Aires. Es cierto que todo gobierno democrático burgués asesina cuatro o cinco luchadores bajo su mandato de manera normal, pero aquí hubo un plan previo, una ejecución liderada por funcionarios de un gobierno cuyos voceros afirman claramente luchar contra el malón terrorista. El último período donde ocurrió eso ¨en democracia¨ fué durante los gobiernos de Juan Perón y su sucesora Isabel Martínez con más de 600 asesinatos producidos entre 1974 y marzo de 1976 por las organizaciones parapoliciales creadas y operadas desde el estado.

El gobierno sabe que un tercio de la población pide esto y otro tercio no se opone, del tercio restante a una parte sólo le preocupa que el piso no se mueva demasiado, en otras palabras: el asesinato por parte del estado de Santiago Maldonado no parece traerles grandes problemas. Es cierto que las marchas en todo el país fueron importantes, si bien pequeñas en relación al motivo y a la historia, pero pareciera que más allá de ellos no hay una periferia dispuesta a enfrentar el desafío, claro que pudiera ser diferente, lo que sería maravilloso. Los recientes resultados electorales en las PASO y las actitudes en la vida cotidiana de la ciudadanía parecen confirmarlo.

Hay que fustigar el malicioso discurso centrado en presentar a los que se rebelan y luchan como ¨gente normal¨ o ¨uno más como todos¨, para decir con claridad que son lo mejor que tiene la sociedad; aquellos que frente a las injusticias se rebelan son mucho mejor que el resto. Clarito.

Es falso que los trabajadores no saben lo que pasa, que fueron engañados por las mentiras electorales de Macri, como antes lo fueron por Alfonsín o Menem entre otros; los trabajadores saben muy bien ¨leer¨ esas mentiras y desgraciadamente en algunos momentos de la historia como este, las apoyan. En esta coyuntura quieren esto, no desean luchar, quieren magia y que nada se mueva demasiado, todo esto se ve en la vida cotidiana, millones de trabajadores y excluidos con los mismos deseos, vicios anhelos y bajezas que la clase dominante, delatando, abandonando o perjudicando a sus pares. Desleales, rufianes, alcahuetes, engreídos, pervertidos, machistas, etc. son la mayoría. Es cierto que siempre hay una minoría distinta, pero hoy es eso: una minoría. Esta es la más clara caracterización de la situación.

No hay que hacer la más mínima concesión a eso, hay que decir que todo eso es basura y que hay que rebelarse. No habrá trabajadores respetados en sus derechos mientras permitan que su gobierno y los capitalistas abusen y maten a las comunidades originarias, los más perjudicados entre los miserables por siglos. Y los que más derechos históricos tienen.

No habrá trabajadores bien pagos mientras permitan que el país se arrodille ante ingleses y norteamericanos que aún hoy mantienen invadido el territorio nacional en Malvinas y son propietarios de la Patagonia donde ordenan matar a los pueblos originarios, o permitan instalar bases chinas en nuestro pais.

Los revolucionarios debemos recoger el guante y decir con claridad que a partir de ahora hay un solo tema: hay que organizarse para detener el terrorismo de estado. Hablar de otra cosa es no entender la situación o más grave aún no querer entenderla. ■


Vuelva a la página principal


 
Enlaces Relacionados
· El caso Maldonado y la situación política actual
· Twittear
· Seguir a @IzquierdaInfo
·

Vuelva a la página principal
· Más Acerca de Nacionales


Noticia más leída sobre Nacionales:
Los secretos del Batallón 601


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 5
votos: 2


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Malo
Regular
Bueno
Muy Bueno
Excelente



Opciones

Versión Imprimible  Versión Imprimible

Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo