Editor: Carlos Petroni
© Publicaciones Octubre
Izquierda Info - Ruido de armas en los cuarteles
Bienvenido a Izquierda Info


Quienes estan leyendo en este momento
Actualmente hay 12 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


Los últimos tweets de Izquierda Punto Info

IZQUIERDA PUNTO INFO ahora tambien en Facebook

Izquierda Punto Info

Promote Your Page Too

Para contacto con el editor en Facebook
Carlos Petroni

Create Your Badge




Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Lea estos libros Online - Editorial Octubre


En formato pdf


Salió la Revista de Izquierda Internacional, Año 2, Número 2, vea el contenido y leela también online

Salió el primer número de la Revista de Izquierda Internacional, vea el contenido y leela también online



Juicio y Castigo de la Triple A
Juicio y Castigo a la Triple A

Promote Your Page Too

Noticias destacadas


Noticias en su mail
Noticias en su mail

Los temas a fondo



Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Los favoritos y los más populares

Bolivia:
Está probado: No es posible avanzar en consenso con la burguesía o utilizando sus instituciones
por Sebastián Robles


Palestina:
Se Busca Organización Palestina Revolucionaria, Laica y Socialista
Por Leon Perez


Peru:
¿Puede la Verdadera Izquierda Peruana Ponerse de Pie?
por Sebastián Robles
El fin del Imperio Americano
¿Síntomas de Desintegración de EEUU?

Argentina:
Cómo y porqué el PO disuelve el PO
• Altamira no tiene idea de las diferencias entre frente único y partido
Por Carlos Petroni


¿Qué fué el Cordobazo?

Aquella Hebe, esta Hebe. Aquella Guerrilla, Este Gobierno


Languages
Selecciona Idioma de la Interfaz:


Además



El tiempo en Buenos Aires: ¿Adónde vamos?
Clickee aqui para el pronostico de Buenos Aires, Argentina

Mapas de Google de Argentina
Buenos Aires
http://maps.google.com.ar/


Escuchar Online

QRock

Viejos Tiempos

Serrat

musica youtube


NacionalesRuido de armas en los cuarteles

Argentina: Subversión y crimen en las Fuerzas Armadas
Kirchner responde tímidamente al peligro de subversión de los militares


Por Sebastián Robles

Amigos de los represores en el acto criminal de los militares en la Plaza San Martín el 24 de mayo

Hay revuelo y subversión en las filas de las Fuerzas Armadas y los políticos de oposición “Procesistas’ (Carrió, Macri y Alfonsín) le echan leña al fuego. Kirchner y Garre responden débilmente, capitulando, mientras premian al Ejército con contratos de investigación e industriales. A treinta años de la dictadura militar impuesta a sangre y fuego en 1976, los ruidos de armas nerviosas que se escuchan en los cuarteles son preocupantes. El papel del gobierno norteamericano y la Embajada de EEUU no escapa a los observadores. La izquierda y las organizaciones de derechos humanos se mantienen, inexplicablemente, al margen del conflicto.

Desde espionaje a reuniones secretas y actos de subversión

Espionaje conducido por la Marina sobre personajes políticos y hasta del gobierno. Tenientes, capitanes, coroneles y hasta algún general que se reúnen cotidianamente para discutir estrategias y tácticas para el corto y mediano plazo. Seineldin, el carapintada que, después de haber sido indultado por Duhalde, esta rearmando sus grupos en silencio y empieza a aparecer en público.

Tres mil que se reúnen – muchos en actividad y en uniforme – para “honrar” a los asesinos del Proceso y denostar contra las autoridades civiles. Treinta oficiales que le dan la espalda a Kirchner durante un discurso. El coronel Videla, hijo y ferviente admirador del padre genocida, invitado al palco presidencial que abandona cuando el Presidente comienza su discurso.

Planes de estudio en los liceos y escuelas de guerra y formación de las Fuerzas Armadas que siguen reivindicando la “guerra de contrainsurgencia interior” y las hipótesis de conflicto “con países limítrofes y el accionar subversivo interno.” Decenas de miles de piezas escritas de los archivos del Proceso que siguen desapareciendo.

Desde los medios se colabora haciendo rebrotar dos temas centrales: “No puede existir un país sin Fuerzas Armadas” donde han coincidido desde Lanata hasta Clarín, Crónica y La Nación, Telefe y las cadenas de radio y televisión y “Sí, el Proceso exageró, pero la violencia empezó por otro lado,” una versión aggiornada de la “Teoría de los dos demonios.”

La “respuesta” del gobierno

¿Cómo responde el gobierno a lo que sabe es una vasta conspiración en los cuarteles que solo se muestra por las hilachas? Participando del acto del Día del Ejército y proclamando: “No les tengo miedo” y ordenando, por intermedio de su Ministra de Defensa, Nilda Garre, que se instruya al Ejercito de sancionar levemente (penas de arrestos de lujo de entre 15 y 31 días) a menos de una docena de oficiales en actividad y en retiro de los que fueron al acto de Plaza San Martín.

El Ministerio de Defensa también ha expresado un plan cosmético para lavarle la cara al Ejército: pasaría a llamarlo Guardia Nacional (sin cambiar su estructura actual, es decir, sin crear una Guardia Nacional que reemplace al viejo ejército) y volviendo a los uniformes de fajina verde olivo.

Se desarman algunos de los centros más obvios de espionaje, otros se centralizan en el Ministerio de Defensa, la mayoría permanecen ignorados por las autoridades y funcionando como si tal cosa. Mientras tanto, el gobierno aumenta las partidas para las incursiones industriales del ejercito, las autorizaciones para la modernización del armamento y un incremento del 200% en los gastos de entrenamientos y maniobras de las Fuerzas Armadas con los norteamericanos, Brasil y Chile (dos países con las peores Fuerzas Armadas del continente.)

La ministra Garre llegó a firmar varias veces en la ultima semana que “los militares y los familiares de estos tienen derecho a honrar a sus muertos” pero advirtió que no debían convertirse estos actos en “políticos.”

Se equivoca la Ministra Garre: la reivindicación, homenaje o eulogía de criminales del Proceso es apología de los crímenes que cometieron de lesa humanidad. Mas aún, para esta actividad ilegal fueron utilizados recursos del Estado que supuestamente los condena como la Plaza San Martín y el Monumento a la guerra de Las Malvinas. Ni los familiares, ni los militares, en retiro o actividad, tienen ningún derecho a realizar actos públicos de esta naturaleza que, por su sola realización y aunque no hubiera habido discursos agresivos, constituyen actos políticos de subversión.

Bendini y la interna militar

El General Bendini, por su parte, hizo una alocución – en el mismo palco que Kirchner el Día del Ejercito – llamando a la “lealtad, disciplina, subordinación” y espíritu de cuerpo: las palabras código de los militares para indicar que existe un punto de apoyo con los más rebeldes, pero que estos se deben supeditar a la estrategia de recomposición militar y económica de las Fuerzas Armadas antes de lanzarse a una estrategia progresiva de “influencia política.”

“Quien no esté dispuesto a respetar esos valores (es decir, la lealtad a los mandos de los generales, la disciplina del accionar conjunto y no de camarillas y la subordinación a su comando) debe abandonar la fuerza.”

Lo que se presenta desde el gobierno de Kirchner como sanciones a los actos ilegales de los oficiales, desde la boca del General Bendini se aclara que son solo un castigo a la “impaciencia” de los mas jóvenes y al apuro del sector mas duro que cuestiona a los “generales blandos y lentos” del Estado Mayor. Es decir, para dirimir una interna.

Por eso las sanciones tan leves a pocos transgresores y la aceptación de la excusa del Coronel Videla que dijo que “se retiro a fumar un cigarrillo” cuando abandono el palco en medio del discurso presidencial.

Es un secreto a voces que han resurgido los “carapintadas” en las filas del ejército y de los “duros” en la marina y la aeronáutica, especialmente entre los rangos bajos y medios de las jerarquías.

Estos sectores resienten el uso de simbolismos anti-dictatoriales, la descomposición salarial, el lento proceso de rearme, la sujeción política a poderes civiles, la falta de influencia política de las fuerzas armadas, el aumento lento pero progresivo de los procesos a criminales del Proceso y el desprecio que sienten provenir del conjunto de la sociedad.

En mas de una ocasión han insistido recientemente ante sus mandos – al igual que sucedió poco antes de las asonadas bajo el gobierno de Alfonsín – que se debe “apretar” al gobierno.

El grupo de generales que hoy detenta la dirección del ejercito, que lidera lo que se considera direcciones débiles de las otras dos fuerzas, tiene una estrategia diferente: conciliación con los gobiernos civiles hasta tanto se reconstruya el aparato y el presupuesto de las tres fuerzas. Ponen como ejemplo de sus avances la construcción, junto a Brasil, del vehículo de asalto “Gaucho”, de camiones y misiles, la intervención en entrenamientos y los tratados con otras fuerzas militares del continente, la recomposición parcial de los salarios y jubilaciones y la propuesta del gobierno de Kirchner de integrar a los militares en procesos industriales y económicos diversos.

“Vieron” – se cita a un coronel diciendo – “querían deshacerse de los Liceos Militares y logramos que dieran marcha atrás.” Anuncio que hizo el gobernador radical mendocino – y egresado del Liceo Militar -- Cobos después de una entrevista con Kirchner, aún en el medio del actual conflicto.

La oposición “Procesista” busca la unidad cívico-militar

Raúl Alfonsín dice públicamente que, mientras “debe existir respeto a la investidura presidencial” no se deben politizar los incidentes y se debe mantener una política de “centrar la respuesta en la disciplina” porque lo que ha ocurrido son solo faltas de disciplina individuales.

También agregó que Kirchner “posiblemente no debería haber dicho” que no les tenía miedo. Debe hablar por experiencia propia. Otros dirigentes de la UCR han sido mas cáusticos, criticando las palmadas dispensadas por el presidente a los militares.

No extraña que la UCR tenga esa posición. Después de todo fué gracias a las Leyes de Punto Final y Obediencia Debida, propuestas y aprobadas por el Gobierno de la UCR de Alfonsín, respaldadas en su momento por la “oposición” Peronista y ampliadas durante el Menemato que, aun hoy, no se haya castigado ni al 5% de los culpables de 30.000 asesinatos y la devastación de los sindicatos, la economía nacional y la cultura del país.

Carrió, la “progresista” anti-aborto y clerical, que colaboro trabajando para el Proceso en un puesto judicial le dijo a Clarín (31 de mayo) que “Kirchner debe entender que el país necesita una reconciliación y el, con sus declaraciones, vuelve al pasado” – afirmo – “Con esto no lucha por la paz, sino por la revancha. Y en la Argentina se tiene que terminar el tiempo de las revanchas.”

No es de extrañar. Carrió le puso a un instituto de formación política de su partido, ARI, el nombre de una colaboracionista nazi que fue amante de uno de sus “filósofos” y que proclamaba en Alemania de la post-guerra la “reconciliación” y “el fin de las revanchas” con los jerarcas nazis. Carrió puso a este personaje nefasto como ejemplo repetidas veces, incluso en emisiones radiales como el programa de Jorge Lanata.

Mauricio Macri, del PRO, que se lleno los bolsillos con negociados durante la dictadura militar y ha reivindicado públicamente la “teoría de los dos demonios” afirmo del conflicto actual con los militares y la débil respuesta de Kirchner:

“El Presidente debería comprender que actualmente las posibilidades de conflicto son casi nulas” y que “el ejercito al que alude es parte del pasado y no hay posibilidad de que se repitan esos desgraciados episodios.”

Menem, que fue un instrumento precioso para los militares que bajo su gobierno vieron extendidos los perdones masivamente, también salió a criticar la actitud de Kirchner y el gobierno como “divisionistas.”

La Iglesia Católica y la burocracia sindical no abrieron la boca. Fueron cómplices de la dictadura entregando activistas y colaborando con el régimen del Proceso y tienen una mirada de larga distancia y avizoran un futuro en que no siempre la situación de los militares estará tan acotada. Lo que demuestra los limites de la escueta “autocrítica” de estos sectores en relación al pasado.

La complicidad de EEUU

Mas de seiscientos militares argentinos están en estos momentos realizando cursos y “entrenamientos” proveídos por los Estados Unidos en sus Escuela de las Américas, en dependencias en el territorio norteamericano y en zonas de conflicto como Haití.

Lejos de comentar sobre el conflicto entre el gobierno “democrático” y la sociedad argentina con los militares de este país, tanto la Casa Blanca como su embajada en Buenos Aires han mantenido el mas cerrado hermetismo al respecto.

Miles de soldados y oficiales argentinos han realizado maniobras conjuntas con fuerzas militares norteamericanas en los últimos anos y se planean docenas de “ejercicios” mas. Los EEUU han reiniciado el “armamento y modernización” de los militares argentinos y extendido nuevos créditos financieros al efecto.

La Embajada norteamericana recibe a diario, a través de sus agregados militares, a docenas de altos oficiales de las Fuerzas Armadas de nuestro país sin que sobre esas entrevistas y reuniones se diga una sola palabra ni se divulguen el contenido de las discusiones que se llevan a cabo en ellas.

Esto es así, porque tanto en el Pentágono como en las esferas de la inteligencia norteamericano ha habido un viraje, que se pronuncia cada vez mas hacia el regreso de una combinación de políticas de “reacción democrática” (México, Colombia, Chile) con la de promover asonadas militares y golpes de estado en Latinoamérica (Venezuela, Perú, Bolivia) para mantener la dominación de EEUU sobre el continente.

Las acciones criminales requieren que se haga sonar el escarmiento

Los hechos que se vienen sucediendo en el seno de las Fuerzas Armadas, con actos criminales. El espionaje de civiles por parte de los militares esta expresamente prohibido por legislación vigente; los crímenes del Proceso fueron declarados de lesa humanidad y, por lo tanto, quienes los promueven son cómplices de los mismos.

Tal vez porque muchos se hallan bajo la impresión de que la respuesta del gobierno fué dura, no han surgido las verdaderas penas que deberían imponerse a los participantes de los actos sediciosos: baja inmediata y deshonrosa, pérdida de los sueldos, jubilaciones y servicios sociales para todos los participantes del acto de Plaza San Martín y de los demás incidentes.

Las Fuerzas Armadas argentinas no pueden reformarse (como quiere Kirchner que habla de convertirlas en Sanmartinianas) ni compradas (a partir de nuevas partidas e inversiones en modernización e instalaciones industriales.).

Las Fuerzas Armadas argentinas deben ser disueltas (Ver articulo Por la disolución de las Fuerzas Armadas) y medidas muy diferentes deben adoptarse para mantener la seguridad de nuestras fronteras. Lo que resulta inexplicable es que la izquierda, el movimiento estudiantil, las organizaciones de derechos humanos e incluso todos aquellos sectores y partidos que se dicen democráticos no hayan ya levantado esta exigencia y exigido su implementación.

El silencio que se escucha de parte de la mayoría de estas organizaciones es sorprendente y, junto a la debilidad expresada por la “respuesta” del gobierno y la complicidad en el asunto de la oposición “Procesista,” es suicida no solo para los trabajadores y los activistas, la cultura y los derechos humanos, sino para toda la sociedad civil de la que muchos de ellos se llenan la boca.




Enlaces Relacionados

Juicio y Castigo a los represores y sus amigos del acto del 24 de Mayo en Plaza San Martín
En la Plaza San Martín, el 24 de mayo tuvo lugar un acto criminal de primera magnitud sobre el que el gobierno, y todas las organizaciones políticas y sindicales se deben pronunciar de inmediato. No es suficiente condenar una reunión de cientos de ex represores juntados para “celebrar” sus caídos durante la guerra que le declararon a la sociedad y al pueblo argentinos durante el Proceso.

Porque hay que Disolver las Fuerzas Armadas
La mayoría de los responsables del asesinato de mas de 30,000 dirigentes y activistas de izquierda, sindicales, de la cultura y del encarcelamiento de decenas de miles están libres y unos pocos se encuentran como presos VIP en destacamentos militares o en sus propias casas.

A 30 Años del Golpe


 
Enlaces Relacionados
· Argentina: Subversión y crimen en las Fuerzas Armadas
Kirchner responde tímidamente al peligro de subversión de los militares

· Juicio y Castigo a los represores y sus amigos del acto del 24 de Mayo en Plaza San Martín
· Porque hay que Disolver las Fuerzas Armadas

· A 30 Años del Golpe

· Más Acerca de Nacionales


Noticia más leída sobre Nacionales:
Los secretos del Batallón 601


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.29
votos: 54


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Malo
Regular
Bueno
Muy Bueno
Excelente



Opciones

Versión Imprimible  Versión Imprimible

Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo