Editor: Carlos Petroni
© Publicaciones Octubre
Izquierda Info - Bolivia en la encrucijada
Bienvenido a Izquierda Info


Quienes estan leyendo en este momento
Actualmente hay 12 invitados, 0 miembro(s) conectado(s).

Eres un usuario anónimo. Puedes registrarte aquí


Los últimos tweets de Izquierda Punto Info

IZQUIERDA PUNTO INFO ahora tambien en Facebook

Izquierda Punto Info

Promote Your Page Too

Para contacto con el editor en Facebook
Carlos Petroni

Create Your Badge




Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Lea estos libros Online - Editorial Octubre


En formato pdf


Salió la Revista de Izquierda Internacional, Año 2, Número 2, vea el contenido y leela también online

Salió el primer número de la Revista de Izquierda Internacional, vea el contenido y leela también online



Juicio y Castigo de la Triple A
Juicio y Castigo a la Triple A

Promote Your Page Too

Noticias destacadas


Noticias en su mail
Noticias en su mail

Los temas a fondo



Búsqueda en
Búsqueda en WWW

Los favoritos y los más populares

Bolivia:
Está probado: No es posible avanzar en consenso con la burguesía o utilizando sus instituciones
por Sebastián Robles


Palestina:
Se Busca Organización Palestina Revolucionaria, Laica y Socialista
Por Leon Perez


Peru:
¿Puede la Verdadera Izquierda Peruana Ponerse de Pie?
por Sebastián Robles
El fin del Imperio Americano
¿Síntomas de Desintegración de EEUU?

Argentina:
Cómo y porqué el PO disuelve el PO
• Altamira no tiene idea de las diferencias entre frente único y partido
Por Carlos Petroni


¿Qué fué el Cordobazo?

Aquella Hebe, esta Hebe. Aquella Guerrilla, Este Gobierno


Languages
Selecciona Idioma de la Interfaz:


Además



El tiempo en Buenos Aires: ¿Adónde vamos?
Clickee aqui para el pronostico de Buenos Aires, Argentina

Mapas de Google de Argentina
Buenos Aires
http://maps.google.com.ar/


Escuchar Online

QRock

Viejos Tiempos

Serrat

musica youtube


InternacionalesBolivia en la encrucijada

Está probado: No es posible avanzar en consenso con la burguesía o utilizando sus instituciones
por Sebastián Robles

Publicado por primera vez el 3 de julio del 2006

LA PAZ, Bolivia– Tarde comprendió Evo Morales que haber llegado a un acuerdo con la oligarquía para realizar un plebiscito sobre autonomías regionales junto a la elección de Constituyentes había sido un error. Con los primeros resultados, donde la autonomía se impuso en cuatro de los cinco departamentos del país y donde los partidos de derecha obtuvieron suficientes cargos en la Constituyente para bloquear todo proyecto no consensuado del partido gobernante, el MAS, hizo esta realidad algo mas que obvia.

Con alrededor de la mitad de los 255 escaños, el MAS no podría imponer por si mismo ninguna opción Constitucional ya que necesitaría 2/3 de los votos. Los partidos de derecha, por su parte, tuvieron un repunte en las elecciones. Poder Democrático (Podemos), del exPresidente Quiroga, obtuvo 78 bancas, Unidad Nacional (UN) 12, Ciudadanos por el Cambio 9 y Alianza Social y el MNR 6 cada uno. Otros partidos menores como una escisión del MNR y el MIR de Paz Zamora, que también harían bloque con la derecha sacaron 2 bancas cada uno.

En el departamento más rico del país, Santa Cruz, la propuesta de autonomía obtuvo casi el 80% de los votos después que los partidos de derecha lograron movilizar 200,000 personas en la calle antes de las elecciones. Esto constituye un revés importante para Evo Morales. La autonomía también se impuso por grandes márgenes en los departamentos de Tarija (70%), Beni (80% y Pando (60%). En la Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba y Chuquisaca se impuso el “No” promocionado por el MAS y Morales.

Este importante triunfo de la derecha en la cuestión de la autonomía, sobretodo en Santa Cruz, solidifica una oposición de masas, en las zonas sojeras y gaseras mas importantes del país y le permite a la derecha oligárquica y al imperialismo una cabeza de playa para obligar a Morales a negociaciones y consenso, tanto en los aspectos de votación de una nueva constitución, como para el manejo de la economía y la propiedad de la tierra.

En Santa Cruz y otras regiones de tierras fértiles, la oligarquía ha armado bandas paramilitares para defender sus tierras contra posibles confiscaciones y reparto entre los campesinos pobres del país. Esto pone al orden del día la posibilidad de confrontaciones armadas y le da “credibilidad” a la posición de la derecha debido al triunfo de la autonomía en las urnas.

Es de hacer notar que el llamado al plebiscito sobre las autonomías fue acordado por el propio Evo Morales con los representantes de la oligarquía en la recta final de la campaña electoral presidencial hace poco mas de cinco meses, oportunidad en la cual Evo Morales subrayó el acuerdo con la frase “Es verdad, el pasado yo estaba contra las oligarquías, pero reconozco que fue un error porque necesitamos empresarios.”

También asume gravedad el hecho de que entre los trabajadores, campesinos y pobres existen grandes expectativas acerca de los eventuales logros de la Asamblea Constituyente. MAS y Morales han prometido reiteradamente que la Constituyente resolvería los problemas del país y de los sectores mas oprimidos.

Sin embargo, la Asamblea Constituyente no podrá avanzar ni un ápice sobre la cuestión de la “nacionalización” de los hidrocarburos – en realidad una predistribución a favor del estado de las regalías por su producción y exportación – ya que el propio Evo se ocupó de ponerle un “candado” a la cuestión a partir de autorizar las medidas por “Decreto Supremo” que no puede ser modificado institucionalmente.

Por otro lado, la relación de fuerzas en la propia Constituyente, donde se necesitarían 2/3 de los votos para redactar y aprobar una nueva Constitución, frenaría cualquier intento de otorgar la propiedad de las tierras fértiles del país a los campesinos o lograr derechos efectivos – no simbólicos – a las grandes mayorías indígenas oprimidas del país.

La dirección cubana le hizo llegar a Evo un mensaje categórico de que debía “concertar” y buscar el “consenso” con la derecha del país en las medidas que desea implementar. Por otro lado, si el MAS y sus diputados Constituyentes bloquearan la aprobación de la autonomía en los departamentos en los que esta se impuso sobradamente, reforzaría la situación de crisis y le daría nuevos impulsos a la política secesionista de la oligarquía.

Evo Morales apostó firmemente a que ganaría en las instituciones burguesas tradicionales el apoyo necesario para llevar a cabo sus reformas. Así, confia en el parlamento, en las Fuerzas Armadas, en los tribunales y ahora en la Asamblea Constituyente.

Tanto es así que no dirigió movilizaciones de masas para ocupar los campos de gas y petróleo para anunciar sus reformas en el área, sino que lo hizo acompañado por destacamentos militares a los que luego premio públicamente por la acción. Si ahora adoptara el mismo método en relación a la tenencia de la tierra u otras medidas y apelara al consenso con la oligarquía, nada saldría de ello a favor de los sectores humildes del país.

Una revolución no puede hacerse basada en las instituciones de dominación de la burguesía, sino a partir de su desmantelamiento y la creación de nuevas que representen los intereses de los trabajadores, campesinos, pueblos originarios y los jóvenes. Ya lo probaron en la práctica con los resultados conocidos el Chile de Allende, la Nicaragua del FSLN y la Palestina de la OLP.

Esto significa que, si desea avanzar, el MAS y Evo Morales deberían utilizar su tenue mayoría en la Constituyente para disolverla y convocar en su lugar a un congreso nacional de delegados de base democráticamente elegidos de obreros, campesinos, pueblos originarios y jóvenes para discutir el futuro de las tierras fértiles, los hidrocarburos y el agua de Bolivia.

Las plantas de gas y petróleo del país deberían ser puestas bajo control de los trabajadores quienes las manejarían a través de cuerpos de delegados elegidos en asambleas de base.

Al mismo tiempo, el gobierno debería abstenerse absolutamente de intervenir, como lo viene haciendo, en la vida de las organizaciones sindicales de obreros y campesinos y su partido, el MAS, debería integrarse a ellas sin la demanda de hegemonizarlas o destruirlas como viene haciendo actualmente.

Y una observación final: está muy bien mantener relaciones comerciales y diplomáticas con Cuba, pero en la época de su senilidad revolucionaria, los trabajadores, campesinos y pueblos originarios de Bolivia deberían ignorar sus consejos. ■


Enlaces relacionados

¿Adónde va Bolivia?
Por Sebastian Robles

¿Arderá la Bolivia de Evo Morales?


 
Enlaces Relacionados
· Está probado: No es posible avanzar en consenso con la burguesía o utilizando sus instituciones
· ¿Adónde va Bolivia?
· ¿Arderá la Bolivia de Evo Morales?
· Más Acerca de Internacionales


Noticia más leída sobre Internacionales:
La guerrilla en México


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 3.89
votos: 39


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Malo
Regular
Bueno
Muy Bueno
Excelente



Opciones

Versión Imprimible  Versión Imprimible

Enviar a un Amigo  Enviar a un Amigo